Mostrando entradas con la etiqueta gimnasia postparto. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta gimnasia postparto. Mostrar todas las entradas

PONTE EN FORMA CON TU BEBÉ!

Luego de dar a luz no es fácil volver a nuestro peso anterior por lo que realizar ejercicios con regularidad durante el postparto tiene muchas ventajas. No solo nos sentiremos y veremos mejor por fuera sino también nos sentiremos mejor interiormente.

La gimnasia es beneficiosa para que nuestros organos y tejidos se repongan del embarazo y porsupuesto del parto.

Por eso ahora que ya eres mamá y tu bebé ya puede sentarse, que mejor que su propia compañia para disfrutar al aire libre una rutina sencilla en la que ambos puedan disfrutar, pues para ti sera beneficiosa y para tu bebé será una diversión con la persona que más ama, su mamá.

La única precaución que debes tomar es sujetar bien al bebé para que pueda sentirse seguro en todo momento y porsupuesto el descanso entre una serie y otra de ejercicios hará que ambos la pasen bien.

1. Acuestate boca arriba, flexiona las rodillas, pies ligeramente separados en el suelo. Sienta a tu bebé en tu vientre, sujetalo bien por debajo de sus axilas y a continuación sube la pelvis hasta separar lo máximo que puedas las nalgas del suelo, aguanta unos segundos y vuelve a repetir el movimiento unos 10 o 15 veces. Es efectivo para la zona de los gluteos.

2. Colócate en una alfombra tumbada con las rodillas flexionadas, sienta a tu bebé sobre tu estomago, levántate mientras que sostienes al bebé, esta es una divertida forma de hacer abdominales.

3. Y para tus brazos con las rodillas flexionadas y el bebé acostado entre tus manos, engancha tus tobillos entre si manteniendo tu espalda recta y el abdomen comprimido, dobla los codos hasta acercar tu cara a la de tu bebé que esta acostado. Mantente así unos segundos mientras te quedas cerquita a la cara de tu bebé.

4. Acostada boca arriba, flexiona las piernas para formar una hamaca en la que acuestes a tu bebé sujetándolo bien. Puedes hacer dos movimientos: flexionar y extender las rodillas columpiando al niño o subir un poco tu cabeza y volver a apoyarla. ¡Es un buen ejercicio para tu cintura!


No olvides que para el éxito de tus ejercicios tu bebé debe haber alcanzado la edad suficiente para que se mantenga sentado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...