Mostrando entradas con la etiqueta adolescentes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta adolescentes. Mostrar todas las entradas

Sería mejor no cambiar frecuentemente de escuela a nuestros hijos

Los preadolescentes que cambiaban de escuela frecuentemente en la niñez están en mayor riesgo de desarrollar síntomas psiquiátricos, sugiere un estudio reciente.
Tener esos síntomas a una edad temprana se asocia con unas mayores probabilidades de problemas de salud mental y suicidio en la adultez, según los investigadores de la Escuela de Medicina Warwick en Coventry, Inglaterra.
Analizaron datos de casi 6,500 familias de un estudio a largo plazo sobre niños del suroeste de Inglaterra. A los doce años, se preguntó a los participantes si habían experimentado síntomas psicóticos, como alucinaciones y delirios en los seis meses anteriores.
Los que habían cambiado de escuela tres o más veces cuando eran más pequeños presentaron un aumento del 60 por ciento en el riesgo de haber tenido al menos un síntoma psicótico, según el estudio, que aparece en una edición en línea reciente de la revista Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry.
"Cambiar de escuela puede ser muy estresante para los estudiantes", señaló en un comunicado de prensa de la Warwick la líder del estudio, Swaran Singh. "Nuestro estudio halló que el proceso de cambiar de escuela en sí podría aumentar el riesgo de síntomas psicóticos, independientemente de otros factores. Pero además, haber estado involucrado con el acoso escolar, a veces como consecuencia de los cambios frecuentes de escuela, podría exacerbar el riesgo para el individuo".
Cambiar de escuela con frecuencia podría hacer que los niños desarrollen una autoestima baja y un "sentimiento de fracaso social", anotaron los investigadores. También dijeron que los sentimientos de aislamiento pueden llevar a cambios cerebrales que aumentan el riesgo de síntomas psicóticos en los niños vulnerables.
"Está claro que debemos mantener la movilidad escolar presente cuando evaluamos clínicamente a los jóvenes con trastornos psicóticos", apuntó en el comunicado de prensa la coautora del estudio, la Dra. Cath Winsper, investigadora principal de la escuela de medicina. "Se debe explorar de forma rutinaria dado que el impacto puede ser tanto grave como potencialmente duradero. Las escuelas deben desarrollar estrategias para ayudar a estos estudiantes a establecerse en su nuevo ambiente".
Aunque el estudio descubrió una asociación entre cambiar de escuela con frecuencia y un mayor riesgo de síntomas de psicosis en los preadolescentes, no probó causalidad.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

Via
foto: www.thefamilywatch.org

Asocian sueño de mala calidad en los adolescentes con futuros problemas cardiacos

Dormir mal en la adolescencia podría relacionarse con un mayor riesgo de enfermedad cardiaca más adelante, sugiere un estudio reciente.

Investigadores canadienses observaron a más de 4,100 adolescentes y hallaron que dormían, en promedio, 7.9 horas por noche en las noches de semana, y 9.4 horas por noche en los fines de semana. Casi 20 por ciento reportó sueño de mala calidad durante la semana, y 10 por ciento sueño de mala calidad los fines de semana.

Alrededor del 6 por ciento de los niños dijeron que usaban fármacos para ayudarles a dormir, según el estudio, que aparece en la revista CMAJ (Canadian Medical Association Journal).

Fomentar actividades al aire libre haría adolescentes más felices


Los adolescentes que participan en más actividad de moderada a vigorosa al aire libre reportaron sentir una mejor salud y funcionamiento social que sus pares que pasan horas frente a las pantallas de televisión y de computadoras, halló un nuevo estudio de Australia.
Los adolescentes que tenían la mejor salud percibida en el estudio pasaban en promedio 2.5 horas más por día jugando deportes o haciendo otras actividades de alta intensidad que sus contrapartes menos activas, según los investigadores.
La investigación, llevada a cabo en la Universidad de Sídney, halló que los jóvenes del estudio pasaban en total un promedio de 3.3 horas al día jugando videojuegos, viendo televisión o realizando otras actividades sedentarias, frente a apenas 2.1 horas de actividad física.

CIGARRILLOS COSTOSOS, MENOS ADOLESCENTES QUE FUMAN

Australia parece haber hallado cómo reducir el tabaquismo adolescente: impuestos más altos al cigarrillo, leyes que prohíban fumar y programas con buen financiamiento que invitan a dejar el hábito.

Investigaciones australianos determinaron en un estudio que esos elementos ayudaron a frenar el consumo de cigarrillos en jóvenes.

"Lo que demuestra esto realmente es que sabemos cómo reducir el consumo de tabaco entre los jóvenes", dijo el doctor Michael Siegel, de la Escuela de Salud Pública de Boston University.

"Contamos con las herramientas; es sólo una cuestión de tener la voluntad política necesaria para implementar estas políticas", dijo Siegel, quien investiga el control del tabaquismo pero no participó en el estudio australiano.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés), fuma 1 de cada 6 estudiantes del nivel secundario en Estados Unidos.

Dado que la mayoría de los adultos fumadores empiezan a fumar antes de los 18 años, evitar que eso suceda en la adolescencia es clave para prevenir la mortalidad que causa el tabaquismo.

En el nuevo estudio, publicado en Addiction, el equipo de la doctora Melanie Wakefield, de The Cancer Council en Victoria, determinó el efecto de las políticas antitabáquicas y del aumento de los impuestos al cigarrillo en el consumo adolescente.

Cada 3 años, entre 1990 y el 2005, el equipo entrevistó a más de 20.000 estudiantes de educación secundaria de Australia para conocer si habían fumado un cigarrillo en el último mes.

Luego, el equipo comparó las tasas de tabaquismo adolescente con los cambios del precio de los cigarrillos en esos 15 años, ajustados por la inflación, y con el estado de las políticas antitabáquicas, como la prohibición de fumar en lugares cerrados.

El consumo adolescente descendió del 23 por ciento en 1990 al 13 por ciento en el 2005. En ese período, se duplicó el costo de los cigarrillos (de 20 a 40 centavos cada uno) por el aumento de los impuestos al tabaco.

Los autores observaron también que a medida que aumentaba el gasto del Gobierno en campañas antitabáquicas, disminuía el tabaquismo adolescente. Lo mismo ocurrió con la prohibición de fumar en lugares cerrados.

Otros programas, como los intentos para reducir la posibilidad de que los adolescentes pudieran comprar cigarrillos, no ayudaron a reducir el consumo de tabaco y los autores indicaron que es difícil conocer su fuerza de aplicación.

De hecho, los métodos que funcionaron estaban orientados a los adultos, dijeron los investigaciones en el reporte.

El estudio no prueba que todas las medidas adoptadas en Australia hayan hecho que se fumara menos.

Según Siegel, en Estados Unidos, las políticas como la prohibición de fumar en restaurantes también influyeron en la reducción del tabaquismo adolescente.

"Estas medidas funcionan no porque impacten directamente en los jóvenes, sino porque cambian el entorno social" del tabaquismo, explicó. "Hacen que pierda su atractivo", enfatizó.

Pero Siegel está preocupado de que esas políticas antitabáquicas dejen de ser una prioridad para las autoridades de Estados Unidos.

Existe "la percepción de que es un problema controlado, pero no es así. Necesitamos invertir más dinero en este tipo de programas que, sabemos, son efectivos", agregó.

FUENTE: Addiction, online 14 de marzo del 2011.


LOS AMIGOS EN LA ESCUELA INFLUYEN EN LAS CALIFICACIONES

(HealthDay News/HolaDoctor) -- Entre los estudiantes de la escuela intermedia, las amistades pueden plantear una diferencia entre buenas y malas calificaciones, han encontrado investigadores.

Los estudiantes cuyos amigos son socialmente activos de forma positiva obtienen mejores calificaciones, mientras que aquellos que tienen amigos con mal comportamiento obtienen calificaciones más bajas, según los resultados de un estudio reciente. Además, tener amigos "prosociales" y también evitar a los compañeros desviados se asoció con calificaciones incluso mayores que simplemente ser amigo de los estudiantes de alto rendimiento, anotaron los autores del estudio.

En el estudio de la Universidad de Oregón participaron 1,278 estudiantes a quienes se pidió que nombraran a sus tres mejores amigos. Entonces, los investigadores examinaron los registros académicos y conductuales de esos amigos.

Los hallazgos muestran que durante los años de intermedia "no se le presta atención a buena parte del aprendizaje que ocurre", comentó en un comunicado de prensa de la universidad el coautor del estudio Thomas J. Dishion, director del Centro del Niño y la Familia y profesor de psicología escolar. "Están en la pubertad. El cerebro cambia con rapidez. Los cerebros de los niños casi está programado para leer el mundo social y ver cómo encajan en él, y la escuela es el escenario para ello".

Los investigadores sugirieron que padres y maestros "beben prestar especial atención" a los cambios en las amistades de los estudiantes a esta edad.

"Los padres deben prestar atención a lo que sus hijos hacen, y con quién se juntan", dijo en el comunicado de prensa la coautora del estudio Marie-Helene Veronneau, también del Centro de Niños y Familias.

"Si los padres notan que hay un cambio en la red de amistades del niño, deben esforzarse por conocer a esos niños, hablar con los maestros y comunicarse con su propio hijo de forma natural sobre dónde van y cuándo volverán a casa", sugirió.

Los investigadores también instaron a los adultos a ayudar a los niños a participar en actividades supervisadas por adultos, porque pueden ayudar a fomentar las relaciones prosociales.

El estudio aparece en la edición de febrero de la revista Journal of Early Adolescence.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: University of Oregon, news release, Jan. 12, 2011

Peligros del humo del tabaco en los niños

El humo de tabaco ambiental fomenta el endurecimiento de las arterias en adolescentes, según un estudio del Centro de Investigación de Medicina Cardiovascular Aplicada y Preventiva de la Universidad de Turku en Finlandia que se publica en la revista 'Circulation: Cardiovascular Quality and Outcomes'.


El trabajo muestra que la exposición frecuente al humo de tabaco ambiental entre los niños de 13 años está asociado con un mayor riesgo de endurecimiento futuro de los vasos sanguíneos y mayores riesgos de otros factores de enfermedad cardiaca.

El estudio se realizó en 494 niños y mostró que aquellos con los niveles más elevados de exposición al humo de tabaco ambiental de edades entre los 8 y los 13 años, hacia los 13 tenían un mayor engrosamiento de la pared de los vasos sanguíneos y problemas de funcionamiento, ambos aspectos precursores de los cambios estructurales arteriales y el endurecimiento.

La mayor exposición al humo de tabaco también estaba asociada con mayores niveles de alipoproteína B (apoB), un componente de lipoproteínas de baja densidad (LDL) o colesterol 'malo' y otro indicador de riesgo de enfermedad cardiaca.

Los participantes del estudio eran bebés finlandeses del estudio STRIP que comenzó en 1990 y que estaba dirigido a disminuir los riesgos infantiles de enfermedad cardiaca al controlar su exposición a los peligros ambientales conocidos.

En comparación con los adolescentes con los menores niveles de exposición al humo de tabaco, el grosor de la pared arterial de la carótida era un 7 por ciento mayor y el de la aórtica un 8 por ciento mayor entre los chicos con los niveles más altos de exposición.

La dilatación de la arteria braquial mediada por flujo (DBMF), una medida del funcionamiento de los vasos sanguíneos en el brazo superior, disminuía a medida que aumentaban los niveles de exposición al humo de tabaco entre los participantes. La DBMF era un 15 por ciento menor en los adolescentes con mayores niveles de exposición en comparación con los sometidos a una menor exposición.

Los niveles de apoB y la tasa de apoB y apolipoproteína A1 (apoA1), un componente de las lipoproteínas de alta densidad (HDL) o colesterol 'bueno', aumentaron con la mayor exposición al humo de tabaco. Investigaciones previas sugieren que la tasa apoB/apoA1 podría ser un indicador más fuerte de riesgo de enfermedad cardiaca que la medida tradicional de colesterol LDL.
Según explica Katariina Kallio, directora del estudio, "estos descubrimientos sugieren que los niños no deberían estar expuestos al humo de tabaco en absoluto. Incluso una pequeña exposición podría ser perjudicial para los vasos sanguíneos. Necesitamos proporcionar a los niños un ambiente libre de humo

Fuente: http://www.europapress.es/salud/noticia-humo-tabaco-propicia-endurecimiento-arterias-adolescentes-20100303110111.html

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...