Mostrando entradas con la etiqueta alergias. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta alergias. Mostrar todas las entradas

Consumir pescado protegería a los bebés del Asma

A pesar de que la preocupación por el desarrollo de algunas alergias derivadas del consumo de marisco hace que muchos padres retrasen la introducción del pescado en la dieta del bebé, una investigación llevada a cabo por el Erasmus Medical Center de Rotterdam, en Holanda, ha revelado que consumir pescado entre los seis y los doce meses de vida puede evitar la aparición de síntomas similares al asma.

Al parecer, según los autores del estudio, una exposición temprana a ciertos ácidos grasos que se encuentran en el pescado protegen a los más pequeños contra el desarrollo de este tipo de enfermedades.

CONTAMINACION DEL AIRE DAÑA LOS PULMONES DE LOS NIÑOS

(Reuters Health) - La temporada de alergias es conocida por agravar los ataques de asma en los niños, pero otro tipo de contaminación con partículas presentes en el aire durante todo el año también afecta considerablemente la función pulmonar de los chicos, según expertos taiwaneses.

El día siguiente a un aumento en los contaminantes del aire, los niños en edad escolar presentaban en promedio una menor capacidad pulmonar, presumiblemente debido a inflamación, revelaron los investigadores.

En su estudio, Bing-Yu Chen de la Universidad Nacional de Taiwán y colegas siguieron a 100 niños en edad escolar, algunos con asma o rinitis alérgica y otros sin alergias.

Los autores evaluaron los pulmones de los pequeños una vez por mes durante un año escolar y recolectaron datos sobre contaminantes en el aire, como esporas de hongos, ozono y partículas finas de menos de 2,5 micrones, que suelen ser subproductos de la quema de combustibles fósiles.

La capacidad pulmonar de un niño de 10 años suele ubicarse entre 2 y 3 litros, pero incluso un pequeño aumento en las partículas finas del aire se relacionó en el estudio con una reducción de 0,16 litro en la cantidad de aire que los chicos podían inspirar.

Un efecto similar se observó en el caso de las esporas fúngicas, aun luego de tener en cuenta los niveles de otros contaminantes como el dióxido de sulfuro.

Aunque los expertos no hallaron ningún aumento en los ataques de asma, el ozono también mostró afectar las vías aéreas.

Más específicamente, informó el equipo en la revista Pediatrics, los niveles de materia particulada el día antes de las mediciones de la función pulmonar se relacionaron negativamente con la capacidad de los pulmones.

El nivel de esporas fúngicas se asoció negativamente tanto con la capacidad de exhalación como con el volumen exhalado en un segundo. El ozono también mostró esta vinculación negativa.

El equipo de investigadores concluyó que los resultados sugieren que aun sin producir cambios observables en los ataques de asma o el uso de medicación, la exposición a contaminantes y esporas podría dañar la función pulmonar infantil.

(Reuters Health)

ASMA Y ALERGIAS TENDRIAN ORIGEN EN EL UTERO

La vida intrauterina influye mucho en la salud de los futuros bebés. Parece que las posibilidades de desarrollar alergias y asma se relacionan con el crecimiento en momentos clave de la gestación, concluyó una nueva investigación.

"Las alergias y el asma infantil se transformaron en una epidemia en los países desarrollados en los últimos 50 años. Esta investigación muestra que para combatir esta realidad debemos comprender más a fondo cómo se desarrollan los chicos en el útero", dijo Keith Godfrey, de la Universidad de Southampton (Reino Unido).

EL ASMA Y LAS ALERGIAS

El asma afecta las vías respiratorias, que se vuelven muy sensibles a ciertas sustancias del medio ambiente. Cuando una persona entra en contacto con estos compuestos, las vías aéreas se inflaman reduciendo el espacio por el que circula el aire. Por ese motivo, la respiración se vuelve dificultosa y sibilante. Otros síntomas comunes incluyen la fatiga, la rigidez torácica y la tos.

Las alergias, por su parte, ocurren cuando el sistema inmune responde de manera exagerada a sustancias como el moho, el polvo y el polen, entre muchos otros. Al entrar en contacto con estos desencadenantes surgen síntomas como moco, picazón, espasmos musculares y problemas cutáneos, entre muchos otros.

CRECIMIENTO UTERINO

Para analizar la influencia de la vida intrauterina en el desarrollo de estas patologías, los autores trabajaron con 1.500 chicos de tres años. A su vez, consiguieron los datos de cómo se alimentaron sus madres antes y durante el embarazo y como crecieron los niños durante la gestación.

Godfrey encontró que el 27% de los chicos que había crecido muy rápido al comienzo de embarazo pero que decayó después presentaba alergias comunes. Por el contrario, solo el 4% de los niños que se desarrollaron lento al principio y más rápido después presentaron este problema.

"Ya sabíamos que el crecimiento intrauterino influye en la susceptibilidad a la obesidad y a las enfermedades cardíacas más tarde en la vida, pero ésta investigación ofrece evidencia de que los cambios en el sistema inmune y el desarrollo de los pulmones antes del nacimiento predispone a algunas de las enfermedades más comunes de la infancia", concluyó el especialista.

Según : Prensa Libre

¿Es alergia o intolerancia?

Muchas personas confunden un término con otro. Ambos se aplican cuando un alimento no es aceptado por el organismo pero cada uno tiene su propio comportamiento y manejo médico.

El caso más ejemplar es la leche. Cuando hablamos de una reacción no deseada ante un alimento, la leche puede producir alergia e intolerancia. Alergia a las proteínas de la leche de vaca e intolerancia a la lactosa, su azúcar.


Juan Guillén, alergólogo pediatra, explica que ambas se pueden manifestar de la misma forma con la diferencia de que la alergia es capaz de afectar otros órganos además del sistema digestivo.

La alergia se define como una respuesta anormal que involucra reacciones inmunológicas (de las defensas del cuerpo) del organismo hacia un determinado alimento. En cambio, la intolerancia, es siempre una reacción irregular pero que no implica mecanismos inmunes y por lo tanto sólo se manifiesta con síntomas gástricos.

En palabras más sencillas, Guillén dice que la alergia a la proteína de la leche puede causar diarrea, gases y cólicos, pero también reacciones en la piel -ronchas, por ejemplo-, trastornos respiratorios, incluyendo nariz tapada, tos, flema, mocos, o problemas más severos en los bronquios. En casos extremos puede producir una reacción inflamatoria en las vías respiratorias.

Tales síntomas se pueden dar juntos o de forma aislada. De este modo, puede haber casos en que sólo se den los problemas en la piel pero sin los intestinales, o bien, solo se manifieste con diarrea, cólicos o reflujo.

La alergia a la leche de vaca suele ocurrir con más frecuencia en los niños menores de dos años, afirma el especialista. El tratamiento consiste en identificar la causa del problema y sustituir la leche de vaca por otras especiales que son hipoalergénicas o a base de otros componentes. Lo importante es consultar al especialista.

La intolerancia a la lactosa, por otra parte, supone sólo síntomas gástricos como diarrea, que en el caso de los niños pequeños puede ir acompañada de mucha grasa; vómito, náuseas, cólicos y flatulencia.

Algunos bebés pueden tener síntomas similares pero más leves y nada más tratarse de una intolerancia pasajera producida por su inmadurez intestinal. Esto está muy relacionado con la edad a la que el niño es expuesto a la leche de vaca, por eso se recomienda un mínimo de seis meses de lactancia materna exclusiva.

Cada vez hay más alérgicos

Guillén admite que las alergias en general, han aumentado en proporción a unas décadas atrás. En 1960 el 3% de la población mundial sufría algún tipo de alergia, mientras que para el 2000 aumentó a un 15% y para el 2008 a un 18%.

Y muchos padres se preguntan por qué su hijo es alérgico si ellos mismos no lo son. La respuesta podría estar, comenta el alergólgo, en los cambios medioambientales, la contaminación y en el caso de las alergias por alimento, en las modificaciones en la dieta y en el cultivo y manejo de los alimentos.

La mayoría tienen algún antecedente familiar del problema, por lo que en muchos casos algunas medidas durante el embarazo y los primeros días de vida del bebé podrían retrasar las manifestaciones de la alergia, porque, eso sí, es imposible evitar la alergia si ya se tienen los predisponentes genéticos, advierte el médico.

Existen otros alimentos que comúnmente producen alergia: huevo, trigo, maní y mariscos (camarón, langosta y cangrejo), están en la lista.

Fuente:
http://www.laprensagrafica.com/mujer/plan-bella/100380-no-es-lo-mismo-intoleranciaque-alergia.html

CUIDADO CON ALIMENTOS CON "TARTRAZINA"


Colorante amarillo causaría alergias e intoxicaciones


La Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (ASPEC) alerta que los niños están expuestos al consumo excesivo de la Tartrazina, colorante artificial usado en las golosinas, bebidas y mezclas para sopas, helados, dulces, etc. Sin que estos adviertan sus riesgos, lo cual sería causante de intoxicaciones cuando es ingerido en altas concentraciones y constantemente.

“El peligro justamente radica en que los niños, que en su mayoría estarían propensos a producir alergia, consumen habitualmente ingentes concentraciones de este colorante, pues se encuentra en los famosos “chizitos”, “lentejitas dulces”, gelatinas, gomas comestibles, dulces con colorantes en general, etc.” Indicó Jaime Delgado, presidente de ASPEC.

Delgado Zegarra explicó: “si imaginamos que niños con malos hábitos de consumo ingieren dulces, golosinas, bebidas, sopas, yogures y demás alimentos que contienen Tartrazina como parte de su dieta diaria, entonces nos damos cuenta que están exponiendose a problemas de intoxicación y alergias sin ser advertidos.”

Por su parte, la ingeniera Carla Rodríguez de ASPEC recordó que la Tartrazina junto con ácido benzóico (preservante) crea una sobreactividad en los niños y es por eso que el Grupo de Apoyo de Niños Hiperactivos, en Inglaterra, recomienda que este colorante sea eliminado de sus dietas, así mismo, en Noruega y Austria se ha prohibido el uso de este colorante”

Asimismo se sabe que este colorante puede ocasionar la mayoría de alergias y reacciones adversas, especialmente a las personas intolerantes a la aspirina y asmáticos. Otras reacciones incluyen: migraña, visión borrosa, alergias en la piel, rinitis y hematomas (es por eso que en los Estados Unidos, se está utilizando otro colorante, Annatto– E106b, para reemplazar esta otra).

ASPEC está iniciando una investigación para dar a conocer a los consumidores todos los productos que contienen ingredientes que podrían causar alergias e intoxicaciones, en especial a los menores del hogar.

Fuente: http://connuestroperu.com/index.php?option=com_content&task=view&id=8112&Itemid=37

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...