Mostrando entradas con la etiqueta bebes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta bebes. Mostrar todas las entradas

COMO CRECEN LOS NIÑOS

EN CADA ETAPA TU BEBÉ TE SORPRENDERÁ CON LAS COSAS QUE PUEDE HACER

Abre sus ojitos y sonríe. Después no hay quien le consuele el llanto. Empieza a balbucear y cuando menos piensas te dice adiós para ir al jardín de niños. Tu bebé creció en un abrir y cerrar de ojos. Cada paso, sonrisa, cada momento se quedará en tu corazón como uno de los recuerdos más valiosos de tu vida. Pero lejos de todo este velo de ternura que envuelve la llegada de un bebé a la familia, es importante que como mamá estés atenta a su desarrollo para detectar cualquier problema que al final pueda afectar su interacción con otros niños o bien su nivel de aprendizaje.

Para el pediatra José Manuel Velasco, las mamás pueden realizar un sencillo autodiagnóstico de su hijo que les permita asegurarse que su bebe tiene un desarrollo adecuado.

El especialista dice que el desarrollo psicomotriz le permitirá a la mamá realizar una evaluación sobre su inteligencia, psicología y conducta. Comenta que este desarrollo se da de la cabeza a los pies “lo que se conoce como céfalo caudal”. Es así que primero el pequeño fijará la mirada, después sostendrá el cuello y finalmente se podrá sostener de pie.

Dormilones y llorones

Al nacer el bebé dormirá prácticamente todo el día y sólo despertará para cubrir sus necesidades. En esta etapa el pequeño está tratando de entender su nueva realidad lejos del vientre de su madre. Sólo la alimentación y la cercanía de su mamá lo harán sentir a salvo.

A las seis semanas, que es cuando se da la recuperación física de la mayoría de las mamás, los bebés ya sonríen cuando se les habla y seguirán con la vista los objetos.

Para el doctor esta etapa es fundamental ya que existen tres factores que afectan el desarrollo del pequeño: uno es la herencia, el segundo es el ambiente y el tercero son las infecciones que pueda contraer. “Vemos que hay niños que hablan antes que otros, que son más llorones, otros dormilones, pero todo esto es normal, sin embargo, se debe estar al pendiente de cualquier fiebre que pueda ser el síntoma de una infección, como la meningitis, que sí afecta el desarrollo psicomotor”.

Además mencionó que la contaminación de metales pesados también puede dañar la inteligencia del recién nacido, por ejemplo “la presencia de plomo en la sangre afecta directamente el coeficiente intelectual de los pequeños a cualquier edad”.

Pequeños cantadores

A partir de los tres meses, el pequeño ya sonreirá espontáneamente, tendrá completamente su cabeza sostenida y tomará todos los objetos que le pongan enfrente “lo más importante de esta etapa es que empezará a vocalizar, emitirá sonidos como aaaa, bububu, eeee”.

De los cuatro a los seis meses el pequeño será capaz de sentarse con apoyo, girar sobre su eje, pasarse objetos entre sus manos, balbucear con sus juguetes, y su canto se vuelve más intenso. En esta linda época también empieza a tener más hambre, la leche que le proporciona su mamá ya no es suficiente y empieza a probar los alimentos.

Los más simpáticos

A todas las edades los niños son muy simpáticos, pero en ésta en particular, los niños se vuelven los más queridos y aclamados por sus padres y familiares. A los nueve meses el bebé se sienta sólo, gatea, logra pararse sostenido de la cuna y dice mamá, papá, teté. Dicen adiós con su manita, señalan objetos y empiezan a sociabilizar más con otros pequeños. En el caso de los niños de mamás trabajadoras, la guardería estimula en mayor grado la interacción con otros pequeños. Sin embargo, los estímulos que más efecto tienen son las caricias de su mamá, sus pláticas y sus atenciones porque todo eso les da seguridad a los pequeños en cualquier ambiente.

Al cumplir el año, los pequeños ya ayudan a vestirse, dicen más palabras y caminan con ayuda.

Al año seis meses los pequeños ya caminan solos, suben escaleras con ayuda y comienzan a pelear porque ya no quieren que se les de comer en la boca. Dicen al menos diez palabras diferentes y se vuelven más simpáticos aún.

Activos y preguntones

“No hay más, a los dos años los niños corren y no hay quien los detenga. Si no lo hacen lo más seguro es que tengan algún problema”. Generalmente a ésta edad ya suben las escaleras solos, se visten sin ayuda y avisan sobre sus necesidades

A los tres años, utilizan los plurales, juegan en el triciclo. “Y el dolor de cabeza para algunas mamás es que preguntan todo, pero no hay que desesperarse porque esto es un buen signo”.

A sus cuatro años tu bebé ya lanza una pelota, le gusta saltar en un solo pie, si le das una hoja sabe copiar una cruz y distingue aunque sea un color.

Finalmente al cumplir sus cinco años, además de que ya te dice adiós para ir al Jardín de Niños, tu pequeño ya atrapa un balón con sus manos, distingue los colores, come, se viste y desviste sin tu ayuda.

Sin embargo, el pediatra Manuel Velasco recomienda acudir de inmediato con un especialista si tu bebé no está acorde al autodiagnóstico.

Para terminar el especialista sugiere a las mamás jugar con sus hijos, cantarles, acariciarlos y ponerlos a escuchar música clásica, especialmente a Mozart y Clásico Barroco.

Por: Socorro Muñoz Via El siglo de Torreon

BEBES POR FERTILIZACION CON MAS RIESGO DE DEFECTOS

Los bebés que nacen de parejas que realizaron un tratamiento de fertilidad tienen un mayor riesgo de sufrir anormalidades y los médicos deben estar preparados para advertir a sus padres sobre los posibles riesgos, dijeron científicos franceses.

La genetista clínica Geraldine Viot dijo que las parejas que están considerando usar la tecnología de reproducción asistida (ART por su sigla en inglés) deberían saber que el riesgo de que el bebé sufra defectos de nacimiento es casi el doble que en aquellos concebidos naturalmente.

AZUCAR CALMA EL DOLOR CAUSADO POR VACUNAS

Los bebés deberían ingerir algo azucarado antes de recibir una inyección para que sientan menos dolor, recomendaron científicos canadienses.
Expertos de la Universidad de Toronto dijeron que los recién nacidos tienen menos posibilidades de llorar al ser vacunados, si antes han tomado alguna solución azucarada.

EL BENEFICIO DE PONER A TU BEBE BOCA ABAJO CUANDO ESTA DESPIERTO

Los últimos estudios han demostrado que los bebés puestos boca abajo cuando estan despiertos han mejorado su desarrollo motor.
Así lo asegura el estudio pionero a nivel internacional del fisioterapeuta José Luis Pérez, profesor de la Facultad de Ciencias de la Salud de Las Palmas de Gran Canaria, que lo incluirá en su tesis doctoral y que hoy lo presentó en una rueda de prensa junto con el bebé Hugo Flores, de cinco meses, con el que demostró las habilidades psicomotrices que ha adquirido tras los ejercicios con los que ha sido estimulado desde que nació, prematuramente.

¿Cúal es el mejor calzado para bebés?

Elegir el calzado adecuado para los bebés y niños es una tarea de suma importancia, ya que es lo que va a abrigar, proteger, moldear y dar equilibrio a los pies de los pequeños.
Por esta razón es necesario comprarles zapatos cómodos, de buena calidad y diseño, hechos con buen material y que, además, ofrezcan aireación a los pies de los niños.

CHUPETES Y BIBERONES PODRIAN AFECTAR EL DESARROLLO DEL LENGUAJE

Tan antiguos son los chupetes como la controversia que genera su uso. Sus defensores subrayan que puede calmar la ansiedad y el estrés en los más pequeños. Incluso se ha recomendado para reducir el riesgo de muerte súbita.


Sus detractores, en cambio, aseguran que interfiere en la alimentación materna porque puede confundirse con el pezón. También se le acusa de alterar el cierre interdental si se abusa. Ahora se afirma también que podría afectar al desarrollo del lenguaje.

Parece haber consenso en que estos, si se ofrecen tarde y se retiran a una edad adecuada, no tienen por qué interferir en el desarrollo normal de los dientes, aunque siempre conviene informarse sobre un uso prudente.

Los niños que usaron chupete por más de tres años eran tres veces más propensos a padecer trastornos del lenguaje.

El aumento de este tipo de productos concede relevancia a un estudio publicado en la revista "BioMed Central Pediatrics". Los resultados indican que el uso del chupete durante demasiado tiempo e, incluso, algo tan habitual como chuparse el dedo o tomar el biberón, podrían ser conductas perjudiciales para el desarrollo del lenguaje en los niños.

Los investigadores evaluaron las asociaciones entre los hábitos de succión y alimentación y los trastornos del lenguaje en preescolares de entre tres y cinco años. Los resultados mostraron que retrasar el uso del biberón hasta que el niño tenía al menos nueve meses reducía el riesgo de desarrollar trastornos del lenguaje en edad preescolar.

Por otro lado, los menores que succionaron sus dedos o utilizaron un chupete durante más de tres años mostraron ser hasta tres veces más propensos en el desarrollo de trastornos del lenguaje. Los efectos perjudiciales de estas conductas se concretaron en dificultades para pronunciar ciertos sonidos de palabras o para simplificar su pronunciación.

El uso habitual del chupete impide ejercitar los músculos de la cavidad oral necesarios para el habla

La hipótesis de los investigadores se basa en que los niños, cuando se chupan el dedo o usan de manera habitual chupete o biberón, no ejercitan todos los músculos de la cavidad oral. Esto impide que no desarrollen completamente la capacidad para el habla.

Por el contrario, durante la lactancia materna, el bebé ejercita todos los músculos de la boca, cara y la lengua, y logra una mejor capacidad de habla.

Estudios anteriores ya habían revelado que el amamantamiento es beneficioso en el desarrollo de la respiración coordinada, el acto de tragar y la articulación del habla.

Aunque los científicos apuntan que los resultados del estudio proporcionan más evidencias sobre los beneficios de una duración mayor de la lactancia en los bebés, advierten de que los resultados deberían ser interpretados con precaución porque se trata de datos observacionales.

El hábito de succión de los niños pequeños se debe a un reflejo natural. El deseo de chupar está relacionado con la capacidad de supervivencia, ya que le permite alimentarse y crecer. Puesto que es un mecanismo reflejo, es fácil observar que el niño simula la succión, después de haber terminado la toma. De la misma manera, durante las primeras semanas, es probable que repita este gesto cuando se le acerque algo a la boca. Es un error frecuente interpretar esto como una falta de aporte en la alimentación del niño.

Los bebés experimentan una sensación de seguridad derivada de la succión. Les relaja y tranquiliza porque consiguen una sensación placentera y reconfortante. Por este motivo, no se le debe forzar a interrumpir este "chupeteo". El efecto relajante es tal que permanece mucho más allá de los primeros meses de vida, cuando el reflejo de succión ya no es necesario en su función nutricional: es frecuente encontrar a niños de tres o cuatro años con un chupete o que chupan el dedo.

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPAP) considera queya en la segunda mitad del primer año se debe comenzar a limitar su uso y, durante el segundo año, conviene restringirlo a algunas situaciones, como ir a dormir o en estados de estrés emocional. No está demostrado que resulte mejor una retirada paulatina.

No se recomienda recurrir a castigos o medidas humillantes para forzar el abandono de este hábito. En lugar de reprender al niño cuando lo use, hay que alabarle si no lo hace, como refuerzo positivo.

También se recomienda negociar con ellos, establecer retos para dejar de utilizarlo (el día de su cumpleaños, las próximas vacaciones...) o trueques.

Es imprescindible no obsesionarse ni impacientarse. En el caso de niños más mayores, puede funcionar el discurso del propio pediatra o dentista. Estos le pueden explicar qué podría pasarle a su boca si usan durante mucho tiempo el chupete. Si tras conseguir que dejen de utilizarlo vuelven a pedirlo, no hay que caer en el error de devolvérselo.

Fuente:
http://www.20minutos.es/noticia/660663/0/chupetes/ventajas/inconvenientes/

CONSEJOS PARA VIAJAR CON TU PEQUEÑO EN AVION

Estás entrampado en un estrecho tubo metálico con cientos de extraños por horas, cuando invariablemente sucede: un bebé empieza a llorar y la presión arterial de los pasajeros parece elevarse junto con los decibeles del llanto.


El tema de los bebés llorones y los niños incontrolables en los vuelos es recurrente entre los viajeros. Muchos dicen que les desesperan los padres que no hacen nada por callar o controlar a sus hijos, mientras otros piensan que los pasajeros deben ser más comprensivos y pacientes.

La sección de comentarios de una historia publicada recientemente en CNN.com, acerca de un pasajero que fue echado de un vuelo por su mal olor, derivó en una acalorada discusión acerca de los niños en el avión.

“Los bebés deberían estar prohibidos en los aviones, cines, restaurantes y cualquier otro lugar público. El resto del mundo no cree que tu bebé es tan lindo como tu piensas”, escribió un usuario de ese portal.

Otro replicó: “¿Cómo esperan que visitemos a nuestras familias en otros países sin volar? Los audífonos son suficientes para bloquear a un bebé llorando”.

Algunos usuarios sugirieron que las aerolíneas pongan áreas para familias con bebés, y otra exclusiva para adultos.

El equilibrio de los expertos

El hecho es que, si vuelas en aerolíneas comerciales, encontrarás niños y bebés. Algunos de ellos hacen notar su presencia, especialmente en vuelos prolongados.

“La única forma que tienen los bebés de comunicarse es llorando, porque aun no hablan; y el llanto puede significar muchas cosas: ‘tengo hambre’, ‘necesito que me cambien’, ‘estoy aburrido’, ‘tengo frío’, ‘tengo calor’”, afirma la pediatra Jennifer Shu, colaboradora de CNN.com.

Otro problema es el dolor de oídos resultado de la despresurización del avión. Los bebés no son más propensos a ello que los adultos, pero éstos pueden ‘destapar’ sus oídos, los bebés no pueden hacer otra cosa más que llorar.

Los padres deben recordar que cuando viajan con su bebé, es su responsabilidad vigilar que su comportamiento no afecte a otras personas, afirma la doctora Susan Bartell, psicóloga especializada en paternidad y autora del libro Las 50 preguntas que más hacen los niños.

Los otros pasajeros no tienen por qué estar sujetos al llanto de tu hijo, y no es algo que deban soportar. No pueden irse de allí”, señala la especialista.

“Asi que, si vuelas con tu bebé, deberás levantarte a caminar con él, pasear por el avión y asegurarte de que siempre tenga una mamila. Puede que termines exhausto, que no sea un gran vuelo para ti, pero es tu deber como padre”, señala Bartell.

Los expertos ofrecen algunos consejos para padres y otros pasajeros.


Para los padres de bebés:

Si el bebé se irrita por la despresurización, dele una mamila o chupón al despegar o aterrizar, sugiere Shu.

Si tiene la posibilidad (económica), cómprele un asiento en lugar de sostenerlo en sus piernas. Es más seguro y tendrá mayor espacio.

Esté preparado. Tenga a mano todo lo que necesitará para mantener a un bebé contento, como juguetes y ropa para cambiarlo, y esté listo para arrullarlo o pasearlo por el avión si llora, advierte Bartell.

Haga su mejor intento por mantenerlo callado. "Si los demás notan su esfuerzo -aunque no lo logre-, al menos sentirán que estás intentándolo y serán más comprensivos”, agrega la especialista.

Para los padres con niños mayores

Mantenga a los niños distraídos con libros y juguetes que no hayan visto antes, dice Shu, o cargue con un regalo que pueda abrir cada dos horas, según lo largo del vuelo.

Los reproductores portátiles de música y video pueden hacer maravillas.

Hable con sus hijos sobre tu conducta en el avión antes de subir en él, y ofrezca un castigo o recompensa, dependiendo del comportamiento.

Para los otros pasajeros:

Si hay un bebé llorando y los padres no hacen nada, pida a un sobrecargo que hable con ellos, sugiere Bartell. No intente decírselos directamente porque suelen atender mejor una petición de un empleado.

Si un niño patea su asiento, intente ignorarlo una vez, pues podría detenerse pronto, aconseja Shu. Si sigue, pida amablemente a los padres que lo hagan detenerse.

Las miradas de molestia dirigidas a los padres no siempre funcionan. “A veces los padres son indiferentes y eso no les importará”, afirma Bartell.

De a los padres el beneficio de la duda. La doctora Shu, quien viajó con su hijo en avión muchas veces cuando era niño, esperaba el rechazo de los otros pasajeros al abordar, pero “a veces el niño se porta bien durante todo el vuelo y los pasajeros se muestran muy aliviados”, afirma. Puede que no sea tan malo como crees”.

Fuente: http://www.cnnmexico.com/salud/2010/03/17/como-lidiar-con-los-ninos-y-bebes-en-un-avion 

Nuevo tejido que previene la dermatitis atópica en Bebés

El producto, que se distribuye comercialmente bajo la denominación Dermatex, es fruto de aproximadamente dos años de investigación, y consiste en un textil que ha demostrado su eficacia en la piel del bebé sano y con dermatitis atópica y alérgica.

El tejido, que se ha utilizado para fabricar bodies de bebé que ya están disponibles en farmacias de toda España, incorpora proteínas de soja, cuyos aminoácidos estimulan la producción de colágeno en la piel del bebé, facilitando su regeneración y el mantenimiento de su humedad de forma natural.

La dermatitis atópica es la afección más frecuente en niños hasta los once años y su porcentaje ha aumentado desde el 3 por ciento de la década de los años 60 hasta el 20 por ciento actual, por lo que prácticamente se ha multiplicado por siete en 50 años.

Se caracteriza por la piel seca causada por un funcionamiento defectuoso de la dermis, que no es capaz de retener la humedad, causando una mayor irritabilidad y ocasionando al bebé picores y escozores.

En la actualidad no existe un tratamiento curativo para la dermatitis atópica, aunque se pueden adoptar una serie de medidas que ayudan a atenuar la enfermedad y permiten a los pacientes llevar una vida normal.

Dermatex está compuesto en un 95 por ciento por fibra de soja, posee propiedades hidratantes, nutritivas y suavizantes para la epidermis y protege de los rayos ultravioletas, al tiempo que estimula la renovación celular y evita la pérdida de colágeno.

Las telas a base de fibras de soja permiten por ello una mayor circulación del oxígeno hacia el cuerpo, lo que ayuda a remover partículas negativas de la piel.

El producto de Dermatex, dadas sus propiedades terapéuticas y por estar dirigido a bebés, no se comercializa en tiendas de moda, sino a través de farmacias, y dispone de Código Nacional de producto.

El producto ha sido testado para su validación con la colaboración de las unidades de pediatría de 38 hospitales de toda España y de 140 centros de salud, bajo la dirección médica del Doctor Rafael Ibáñez Ramón, del Departamento de Dermatología del Hospital Ribera Salud, de Alzira (Valencia).

Estas investigaciones han permitido comprobar su eficacia y sus propiedades para prevenir y mejorar la respuesta de la piel frente a signos de dermatitis atópica, mientras que AITEX ha testado que el tejido es más suave que un tejido referencia de algodón y su mayor transpirabilidad. EFE


Cria con amor a tu bebé

Los bebés llegan a este mundo totalmente indefensos. Dependen completamente de un adulto para la sobrevivencia. La leche de su madre, que lo alimenta física y emocionalmente , el calor de los brazos cariñosos del papá y, sobre todo, la presencia de un adulto que lo ayude a calmarse cuando lo necesite.


Estas experiencias que el bebé recibe, el contacto con sus padres y cuidadores, son la base para su futuro bienestar físico y emocional, ya que su cerebro se está terminando de formar en esos primeros años de vida. (Gerhardt 2004). Aunque el bebé nace con todos sus órganos perfectamente formados, el cerebro agrega el 70 % de su estructura después del nacimiento. (Schore, 2001)

¿Qué clase de experiencias son las que fomentarán un crecimiento óptimo en su cerebro? Ejemplos de estas experiencias son las relacionadas con actividades que fomentan la cercanía física entre el bebé y sus padres o cuidadores principales. El contacto piel con piel es una forma muy efectiva de establecer esta comunicación. Por eso, todas las actividades que promuevan esta cercanía son apropiadas: alzar a su bebé, darle de mamar, darle masajes, y otras actividades como, por ejemplo el uso de canguros en lugar de tener al bebé en un coche, lejos del contacto cercano con otro ser.

Sin embargo, aunque la ciencia nos dice una y otra vez que lo mejor para nuestros bebés es que respondamos siempre a sus necesidades, los padres tienen muchísimo temor y reciben información incorrecta que les dice que si responden a las necesidades de su bebé, éste será el patán de la familia. Los niños sí necesitan tener estructura y límites cuando crecen. Esto les crea un ambiente seguro donde podrán desarrollarse. Sin embargo, un bebé necesita que sus necesidades físicas y emocionales sean siempre atendidas (¡sí, aun de noche!). De hecho, dejar a un bebé llorando sin atenderlo por un periodo largo, hace que el bebé sea críe de forma más dependiente de sus padres. La investigación demuestra que los bebés que son consistentemente calmados y confortados y cuyas necesidades emocionales y físicas son satisfechas siempre, son los que serán más independientes y más estables en la vida. (Porter, 2009)

Nuestros bebés se benefician de nuestro cariño a través del día, de ratitos agradables, de aprender a descubrir el mundo juntos (¿alguna vez ha visto lo maravillosas que son las flores vistas por un bebé que las está descubriendo?).

Disfrute del día a día con su bebé. Escuche a su bebé, escuche a su corazón y tiéndale una mano al amor y esta será la mejor forma de criarlo.

Fuente: por Mariel Madrigal  http://www.nacion.com/MenuEspeciales/Blogs/Proa/De-padres-a-padres/Febrero-2010/Apego-infantil.aspx
Fuente de la foto: Cuidadoinfantil.net

Estrabismo Infantil: Tratamiento

Muchos bebés tienen tendencia a torcer los ojos cuando cuentan con muy pocos meses de vida. Es algo muy común y que no tiene por qué mantenerse en el tiempo, lo que se conoce como estrabismo transitorio. Sin embargo, también existen muchos casos en los que los niños mantienen ese estrabismo a medida que van creciendo.


Lo habitual es que si los ojos no están alineados en la misma dirección, este problema se solucione cuando el pequeño cumpla aproximadamente los seis meses.

También puede parecer que el niño sufre estrabismo aunque en realidad lo que sucede es que tiene los ojos excesivamente separados y la nariz es muy pequeñita.

Estrabismo y estrabismo transitorio

“Para diferenciar el estrabismo infantil transitorio de cualquier otro problema, debemos tener en cuenta que el ojo siempre se gira hacia dentro o hacia fuera, nunca hacia arriba o hacia abajo”, aclara el doctor Gabriel Cano.

En el caso de que el pequeño tuerza los ojos, la recomendación es la de acudir a un especialista que pueda valorar la situación del pequeño. Para realizar este diagnóstico, lo más habitual es la realización de dos pruebas:

- La primera se trata del reflejo luminoso. Se coloca a una distancia de 40 centímetros del ojo del niño una luz. Si el pequeño padece estrabismo infantil, los reflejos no serán equilibrados.

- La segunda, la del ojo cubierto-descubierto, en la que el pequeño tendrá que fijar su mirada en un objeto a la misma distancia que en la prueba anterior, unos 40 centímetros. Se cubrirá uno de los ojos con la mano y se analizará la reacción que se produzca en el otro. Si éste muda de posición, el diagnóstico será que el niño padece estrabismo. Si al dejar destapado el ojo, el niño necesita moverlo para enfocar, padecerá estrabismo en este ojo. La prueba no es recomendable realizarla antes de los 2 ó 3 años ya que es necesario que el pequeño colabore para llevarla a cabo.

“Para tratar esta dolencia, lo ideal es hacerlo antes de los seis años e incluso antes de los cuatro”, recomienda el Doctor Cano.

El tratamiento

En principio, el tratamiento es bastante sencillo, ya que sólo consiste en tapar el ojo sano con un parche para que de esa forma se obligue a usar el otro, junto a una serie de ejercicios que desarrollarán la musculatura del ojo y evitarán el ojo vago o la ambliopía.

Si con este tratamiento no se consigue nada, lo siguiente será hacer uso de la cirugía. En cualquier caso, siempre será el profesional el que deba determinar el diagnóstico y tratamiento más adecuado.

Fuente: http://www.hola.com/ninos/2010021612945/ninos/salud/estrabismo/1/

MUERTE SUBITA: NUEVOS DESCUBRIMIENTOS

Al parecer, el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) está asociado con un bajo nivel de serotonina, una sustancia química del cerebro que desempeña un papel vital en la regulación de la respiración, el ritmo cardiaco y el sueño.

El SMSL, que se produce sin motivo aparente, es la principal causa de muerte de bebés de entre un mes y un año de edad.

Según el estudio, publicado en la última edición de la revista JAMA, esta anomalía en la serotonina puede reducir la capacidad de respuesta del bebé a problemas como la falta de oxígeno o un elevado nivel de dióxido de carbono.

Estos problemas pueden surgir cuando el bebé respira el dióxido de carbono exhalado, que se acumula en la ropa de cama cuando duerme boca abajo.

"En un bebé normal, la serotonina en el tronco cerebral despertaría al niño el tiempo suficiente para girar la cabeza al aspirar el dióxido de carbono, lo que le permitiría respirar aire fresco. Pero un bebé con niveles bajos de serotonina en el tronco cerebral puede que nunca se despierte", afirma la autora principal del estudio, Hannah C. Kinney, de la Harvard Medical School.

Los médicos aconsejan poner a los bebés boca arriba en la cuna como la manera más efectiva de reducir el riesgo de SMSL y desde que en 1994 se lanzó una campaña a tal efecto se redujo en Estados Unidos en un 50% la incidencia del síndrome de muerte súbita del lactante.


Estudiando el SMSL

Ahora, esta nueva investigación da importantes pistas sobre la base biológica del SMSL, y puede servir en última instancia para identificar a los niños con mayores riesgos y hallar nuevas estrategias para mitigar el peligro de sufrir este síndrome.

Kinney y sus colegas examinaron muestras de tejido de la médula de bebés que fallecieron de SMSL y de otros que murieron por otras causas.

Y comprobaron que los niveles de serotonina eran un 26% más bajos en los lactantes que fueron víctimas del SMSL. También los niveles de triptofano-hidroxilasa, una enzima necesaria para producir serotonina, eran un 22% menores.

El objetivo de la investigación es diseñar una prueba que identifique a los bebés con un defecto de serotonina en el tronco cerebral y desarrollar tratamientos preventivos para esta deficiencia, según los científicos.

Y el próximo paso será averiguar lo que causa estos niveles anormalmente bajos de serotonina en el tronco cerebral.

Según el neurocientífico David Paterson, que contribuyó al estudio, pueden ser en parte responsables variaciones genéticas, que el equipo de Kinney está buscando.

Mientras, los médicos aconsejan a los padres que eliminen todos los factores de riesgo posibles y aconsejan a las embarazadas que no beban ni fumen y que hasta un año de edad pongan a sus bebés a dormir boca arriba en una cuna con un colchón firme y sin juguetes, almohadas o un exceso de ropa y mantas.

Fuente: http://www.periodicodigital.com.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=105219&catid=135&Itemid=217

COMO EVITAR LA MUERTE SUBITA O MUERTE DE CUNA


El síndrome de muerte infantil súbita (SIDS) es la muerte repentina e inexplicable de un niño menor de un año de edad. Algunas personas llaman al SIDS "muerte en la cuna" porque muchos casos de bebés que mueren por SIDS ocurren mientras duermen. Pero lo importante es si has tenido un bebe recientemente y tienes pánico por esto, no debes preocuparte. Aqui leeras como evitar la muerte subita o de cuna.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...