Mostrando entradas con la etiqueta embarazo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta embarazo. Mostrar todas las entradas

¿Cuál es el mejor día para quedar embarazada?

Es el primer paso en las parejas que buscan un embarazo. De repente, las cenas sorpresa no lo son tanto, ni los viajes sin pareja se pueden improvisar como antes. Sigue habiendo romanticismo, sí, pero el coito se practica en unos días determinados, sobre todo si el reloj biológico empieza a apremiar. Es lo que se llama ventana de fertilidad, aquellos días más próximos a la ovulación en los que la posibilidades de concepción se multiplican.

Un estudio, publicado en la última edición de 'Human Reproduction', deja aún menos margen a la espontaneidad, estableciendo cuál de esas jornadas es la más idónea para concebir.

Según la investigación, liderada por Julien Stirnemann, obstetra del Hôpital Necker – Enfants Malades (París, Francia), ese día es (redoble de tambores) el número 12 tras la última regla. Este es el resultado medio, ya que las mujeres mayores de 35 años tienden a concebir algo antes y las menores de 25, algo después.

Según cuentan los autores, que han analizado de forma retrospectiva a más de 6.000 mujeres que asistían a una ecografía rutinaria durante su primer trimestre de embarazo, hasta ahora no se había estimado ese día en mujeres que ya habían logrado el embarazo.

La excepción: las féminas que se han sometido a tratamientos de reproducción asistida, como la fecundación in vitro (FIV) o la inseminación artificial, en la que sí se puede establecer la fecha exacta de la concepción.

Hasta ahora, los estudios para establecer ese "mejor día" para concebir eran trabajos prospectivos que analizaban la temperatura basal o los cambios hormonales pero, según los autores, ninguno ha podido fijarlo de manera "oficial". Además, los estudios establecían las posibilidades de ovulación más que las de concepción propiamente dicha.

Actualmente, la herramienta que se utiliza para determinar cuándo una mujer se ha quedado embarazada (y, por lo tanto, la fecha estimada de parto) es la biometría fetal básica pero, según los autores, "este método continúa siendo una observación indirecta de la concepción y, por lo tanto, puede dar error por variables biológicas en la dinámica del crecimiento fetal".

Así, los autores consideraron que hacía falta un estudio que proveyera de valores de referencia a las mujeres que intentarán ser madres, la "implicación clínica" más importante de su trabajo, según subrayan.

Pese a todo, los propios investigadores son conscientes de que este estudio no es auto–aplicable, aunque sí será útil para el ginecólogo que trabaje en planificación familiar. Solo él, utilizando la información complementaria del estudio, podrá definir el día idóneo teniendo en cuenta edad, raza y otras variables. "En lo que a planificación se refiere, considerar las probabilidades de concepción específicas de cada día puede ser más útil que calcular las probabilidades de ovulación", concluyen los autores.

Via elmundo.es

Peligros de la preeclampsia en el embarazo

La ginecóloga del Hospital General de Zona 32, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) indicó que es importante tomar en cuenta factores de riesgo como embarazos en mayores de 40 años, primerizas, adolescentes y quienes tuvieron preeclampsia en un embarazo previo, para evitar complicaciones e incluso la muerte.

La preeclampsia, también llamada toxemia, es un problema que puede afectar a las mujeres durante el embarazo. Es el aumento de la presión y se presenta por lo general durante el segundo tercio del embarazo. Es más común en el primer embarazo de una mujer y en las mujeres con hermanas o madres que han tenido preeclampsia.

La doctora Rodríguez Román refirió que son factores de riesgo para la preeclampsia enfermedades agregadas de la madre como hipertensión crónica, obesidad, trombofilias así como embarazos gemelares y loa edad de las madres.

Destacó que en tales casos se debe informar a las pacientes la importancia de un control prenatal regular, para que ante la aparición de algún indicio de la enfermedad, se dé tratamiento oportuno y evitar complicaciones o inclusive la muerte materno fetal.

Por ello, insistió que las embarazadas deben estar alertas ante cualquier dato de alarma, sobre todo en su presión arterial que puede sufrir altas a pesar de estar controladas con algún medicamento anti hipertensivo, así como atender a los movimientos fetales.

La especialista subrayó que esta enfermedad se manifiesta con la presión elevada después de la semana 20 de gestación y en el puerperio (periodo que sigue al parto).

Refirió que el incremento de la presión arterial provoca que las pacientes tengan dolor de cabeza, zumbido de oídos, vean lucecitas y malestar en la boca del estómago, síntomas que deben alertar a la mujer sobre un cuadro de esta enfermedad.

Las complicaciones graves de la misma, añadió, pueden ser insuficiencia renal, síndrome de HELLP (trastorno obstétrico severo), desprendimiento de placenta e incluso la muerte materna y fetal.

Desde
La cronica de hoy

¿Es peligroso tomar antidepresivos en el embarazo?

Hasta un 11% de las mujeres que se someten a un tratamiento de fertilidad siguen también una terapia con antidepresivos. Así se lo aconsejan sus médicos para lidiar con una situación que, en muchos casos, lleva a la desesperación por lo largo del proceso y el impacto emocional que éste tiene sobre la mujer y la pareja. Sin embargo, la a menudo recomendable solución farmacológica no lo es tanto en las mujeres que buscan quedarse encinta y, por supuesto, en las que ya lo están, según un estudio publicado en la última edición de 'Human Reproduction'.

Tener relaciones sexuales no adelantaria el trabajo de parto

A pesar de la creencia popular de que las relaciones sexuales al final del embarazo podrian adelantar el trabajo de parto, un estudio que se realizó en Malasia no pudo comprobarlo en un grupo mujeres que habían tenido sexo o no estando casi a término.

"No haber hallado una asociación nos desilusionó un poco", afirmó el doctor Tan Peng Chiong, profesor de obstetricia y ginecología de la Universidad de Malasia y coautor del estudio.

El Dr. dijo que "Habría sido bueno para las parejas contar con un método seguro, efectivo y hasta divertido de adelantar el trabajo de parto, si así lo querían".

Embarazada: cuidado con lo que comes

Durante la gestación es importante evitar ciertos alimentos que se consumen de manera habitual ya que muchos de ellos podrían contener ciertas bacterias perjudiciales para la salud o estar contaminados por el medioambiente y afectar negativamente el embarazo.

Con la premisa de que un alimento es seguro cuando es inocuo y ofrece garantía de su salubridad para el consumidor, vale aclarar que muchas comidas elaboradas no poseen estándares de seguridad y de sanidad, lo que podría exponer a la embarazada a substancias nocivas y muy peligrosas.

Durante el embarazo es conveniente evitar los huevos crudos, pasados por agua o poché, jugos no pasteurizados,  carnes poco cocidas, cafeína en altas cantidades, entre otros. Además, es necesario conocer de qué forma hay que manipular los alimentos para prevenir la intoxicación alimentaria.
A continuación, lo que hay que evitar durante la gestación:

Síndrome de Down podría muy pronto tratarse desde el útero

El facultativo explicó que, a través de intervenciones no invasivas in utero -que están siendo investigadas por el Instituto de Epidemiología Molecular y del Centro Medicina Embrionaria y Salud Materna en Chile, ambos dirigidos por Koch-, se aportarán importantes mejoras en la calidad de vida de las personas con Síndrome de Down, como un incremento de la capacidad cognitiva, mayor aprendizaje y desarrollo del lenguaje y una disminución de los rasgos cráneo-faciales.

El Director del Instituto de Epidemiología Molecular y del Centro Medicina Embrionaria y Salud Materna en Chile, Elard Koch, presentó esta semana en España la investigación científica que dirige, pionera en el mundo, y cuyo objetivo es minimizar la expresión de las manifestaciones clínicas del Síndrome Down, de manera que se mejore la calidad de vida de las personas, traducida en un incremento de la capacidad cognitiva, mayor aprendizaje y desarrollo del lenguaje, una disminución de los rasgos cráneo-faciales, reducción de las anomalías cardíacas, y, aumento de la expectativa de vida, entre otras mejoras.

Otro beneficio más de la vitamina "D" en el embarazo

La deficiencia de vitamina D durante el embarazo podría entorpecer el desarrollo cerebral de los bebés, obstaculizando sus habilidades mentales y motoras, sugiere un estudio reciente. Mientras que una ingesta adecuada podría beneficiar la inteligencia del bebé.


Investigadores de España midieron el nivel de vitamina D en la sangre de casi 2,000 mujeres que estaban en el primer o segundo trimestre del embarazo, y evaluaron las capacidades mentales y motoras de sus bebés más o menos a los 14 meses de edad. Los investigadores hallaron que los hijos de las madres con deficiencia de vitamina D puntuaron más bajo que aquellos cuyas madres tenían niveles adecuados de la vitamina solar.

Peligros de consumir alcohol en el embarazo

Tomar alcohol durante el embarazo reduciría el intelecto de los niños.

 Las dosis altas de alcohol durante el embarazo conducen a menudo a violaciones de la inteligencia y comportamiento en los niños mientras que es menor el desarrollo de síndrome congénito de alcoholismo fetal que se refleja en la cara de los menores, según científicos del Instituto Nacional de Salud Infantil en los Estados Unidos.
De acuerdo con el estudio realizado en Chile y publicado en la revista Alcoholism: Clinical and Experimental Research, las afeccciones en el desarrollo de los niños expuestos a la influencia del alcohol en el útero incluyen dificultades con el habla, hiperactividad, trastorno por déficit de atención, retraso del crecimiento, daño cerebral y atraso intelectual.

Una aplicación de Apple para controlar el embarazo




  La aplicación gratuita iMamma de Apple ayudará a las mujeres embarazadas a dominar de la mejor manera todas las etapas del embarazo, desde la lista de los análisis clínicos hasta el control del peso y desde el contador de contracciones hasta el contador de patadas del bebé.

   Después del éxito de descargas en Italia, más de 10.000, en poco más de un mes, la versión en español estará disponible a partir de mañana, señaló a Efe la portavoz de la nueva aplicación Paola Alagia.

   Ideada por Riccardo Fertitta, visitador médico italiano de 28 años, y desarrollada con ingenieros de la plataforma Apple y médicos especialistas calificados a nivel internacional, iMamma ofrece a las mujeres la posibilidad de monitorizar de manera rápida e intuitiva la evolución del embarazo desde el propio iPhone, explica.

   "La nueva aplicación gratuita permite también a los ginecólogos a actualizarse y cuidar aún mejor a sus propios pacientes", agrega Alagia.

   Las gestantes tienen al alcance de pantalla táctil gracias a iMamma la agenda, la anotación de datos personales, imágenes en 3D y 4D, los alimentos aconsejados y el control de peso, el cuenta-patadas, el contador de contracciones y la maleta para las compras.

   Y para los ginecólogos e incluso para las mamás más curiosas la aplicación contará también con una regla obstétrica, el archivo de pacientes, la planificación de citas sincronizada, la biometría fetal y el cálculo de peso fetal. (EFE)


Desde:

Exceso de peso en el embarazo podria afectar la salud de los hijos


El exceso de peso durante el embarazo tiene consecuencias nefastas en la salud adulta de los hijos, según un estudio de la U. Hebrea de Jerusalén (Israel) y la U. de Washington (EE.UU.)
Hasta ahora, todas las investigaciones se habían centrado en la negativa relación que tenía este sobrepeso en la salud de los hijos cuando estos son niños y adolescentes. Sin embargo, este nuevo trabajo probó que las consecuencias pueden continuar presentes incluso en la adultez.

Embarazadas deben beber más agua


La ingesta de agua es vital para cualquier persona, pero se hace aun más relevante si cabe para las mujeres cuando están embarazadas o en periodo de lactancia. En estos casos, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (Senc) advierte de la necesidad de que se aumente su consumo hasta los tres litros diarios, uno más de lo que se recomienda a la población general.
Durante el embarazo, las mujeres sufren cambios fisiológicos que requieren de una mayor ingesta de líquido, porque “son más vulnerables a la deshidratación y a la falta de nutrientes”, ha manifestado Javier Aranceta, presidente de Senc. En este sentido, una correcta hidratación ayuda a mantener el líquido amniótico -donde se forma el bebé-, previene infecciones urinarias, el estreñimiento y la formación de cálculos renales.

El sexo en el embarazo


Es normal que en el primer embarazo la pareja sienta preocupación, por si el tener sexo pueda causar un aborto o dañar al bebé, provocando nerviosismo entre los padres, pudiendo incluso dejar de lado su vida sexual.
Para contrarrestar estos temores Roly Hilario Esteban, ginecólogo obstetra de Oncogyn, explicó que el mantener relaciones sexuales no afecta al bebé, ya que el líquido amniótico lo envuelve, a manera de un colchón protector contra cualquier trauma.
Del mismo modo, el especialista descartó que las contracciones originadas por el orgasmo vayan a producir abortos o partos prematuros en embarazos normales, por lo que la vida sexual debería ser normal, a menos que el médico indique lo contrario por cautela.
En ese sentido el galeno advierte que si existen anomalías al momento de mantener relaciones sexuales, como un sangrado vaginal, una placenta previa o infección vaginal lo mejor es acudir a un especialista.
“En esto casos se recomienda primero, el uso de preservativo, tanto para evitar infecciones así como evitar contracciones por una sustancia que está en el semen llamado protaglandinas o el coito interrumpido, y segundo, la penetración no debe de ser profunda, esto de acuerdo al tiempo de gestación en la mujer, para ello se adoptan ciertas posiciones al momento de la relación sexual, que no pongan en riesgo la integridad de la gestación”, sustenta Hilario.
Para el galeno, básicamente la mayoría refiere dolor durante el coito, porque siempre hay que descartar que no haya infección vaginal que es más frecuente durante el embarazo, se recomienda tener al menos un cultivo vaginal que nos demuestre que no haya infección.
El embarazo es una oportunidad más de afianzar el vínculo de la pareja, de comprenderse más y de mejorar la vida íntima, ya que esta aumenta la autoestima en la mujer gestante, porque mejora su armonía y relación sentimental, pudiendo incluso ser un estimulo previo al parto.

Via RPP

El feto repararía el corazón dañado de la embarazada

La gestación supone para la embarazada una carga extra de trabajo que conlleva una gestación. Sin embargo, el feto puede también ayudar. Una investigación ha mostrado cómo las células madre fetales ayudan a reparar los corazones lesionados de las embarazadas.

Como informa Consumer, un estudio de la Mount Sinai School of Medicine de Nueva York (EE UU) muestra que el feto puede ayudar a las madres gestantes. La investigación demuestra que las células madre de la placenta se desplazan hasta los tejidos lesionados del corazón materno durante el embarazo. Una vez allí, estas células se reprograman y se convierten en células cardiacas capaces de suplir a las dañadas.

Uso de teléfonos móviles durante el embarazo sería peligroso


La lista de efectos adversos que provoca el uso de teléfonos móviles parece no tener fin. Ahora, según un estudio que se publica en Scientific Reports sugiere que el uso del teléfono durante el embarazo puede causar trastornos de la conducta en los niños.

En concreto, el trabajo de la Universidad de Yale (EE.UU.) dice que la exposición a la radiación de los teléfonos móviles durante el embarazo afecta el desarrollo cerebral de los bebés, y podría producir hiperactividad.

Embarazadas obesas tienen doble riesgo de sufrir abortos


Las mujeres obesas son con mayor frecuencia estériles, el riesgo de sufrir abortos se multiplica por dos y durante el embarazo tienen un riesgo incrementado de padecer tromboembolismos, diabetes gestacional, hipertensión o preeclamsia, apneas del sueño y complicaciones infecciosas.
Así lo ha aseverado la ginecóloga Nieves González en la última sesión clínica hospitalaria que se celebra semanalmente en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), adscrito a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, que ha versado sobre las complicaciones en el embarazo de una mujer obesa y las repercusiones que tiene para el feto y recién nacido.
La ginecóloga disertó sobre las consecuencias que tiene la obesidad, a la que definió como la "primera epidemia de origen no infeccioso que afecta a la especie humana", en la fisiopatología de la mujer durante el embarazo.

Cómo quedar embarazada


¿Te has preguntado cómo quedar embarazada? Esta pregunta evoca diferentes respuestas de diferentes personas. El romance y la emoción juegan su parte en la decisión de tener un bebé. Sin embargo, no es raro sentirse dolida y frustrada, especialmente entre las parejas que no son capaces de ser padres). Ello genera ideas extrañas en estas parejas.
La mayoría de las parejas de recién casados utilizan métodos de protección adecuados para evitar tener bebés demasiado rápido. Sin embargo, en cuestión de meses, incluso cuando la pareja esta todavía llegando a conocerse bien mutuamente, el deseo de concebir un hijo aumenta. Esto no es sorprendente, dado el instinto natural de la maternidad en las mujeres. Una esposa siempre quiere ser madre, ya que le da un sentido de realización. Por lo tanto, incluso en un mundo muy competitivo, donde el costo de la vida es bastante elevado, el ansia de tener un bebé sigue siendo alta.

Como aliviar las molestias en el embarazo

La mejor noticia para una mujer es saber que se convertirá en madre; sin embargo, también debe saber que el embarazo trae consigo cambios hormonales en el organismo.

Las náuseas (generalmente se presentan en la mañana), los gases, el estreñimiento, la acidez y el crecimiento del bebé suelen ser los cambios más bruscos en el cuerpo de una mujer.

Deben comprender que esos cambios son naturales y provocan malestar. Para contrarrestar estas molestias, les ofreceremos unos consejos útiles a las futuras madres, para que puedan disfrutar de los mejores nueve meses de su vida.

Postergar el parto podria aumentar el riesgo de complicaciones maternas

NUEVA YORK (Reuters Health) - Postergar el parto más allá de la semana 39 de embarazo en las mujeres primerizas estaría asociado con un aumento del riesgo de complicaciones maternas.

Así surge de un análisis secundario de los datos de un estudio sobre la oximetría del pulso fetal en mujeres sin partos previos y con trabajo de parto espontáneo o inducido a la semana gestación o más.

Se considera habitualmente que el plazo normal de un embarazo es de 40 semanas.

Tomar ibuprofeno en el embarazo sería riesgoso

Tomar ibuprofeno en la primera fase del embarazo puede duplicar el riesgo de sufrir un aborto espontáneo. Hasta ahora, los trabajos que analizaban dicha relación no obtenían conclusiones demasiado claras. Pero en esta ocasión, por primera vez, un grupo de científicos de la Universidad de Montreal (Canadá) evalúa los peligros en función del tipo de fármaco y de las dosis ingeridas. Para evitar riesgos, los especialistas recomiendan evitar este fármaco y, en caso de que sea necesario un analgésico, optar por el paracetamol.

Los investigadores analizaron un total de 4.705 casos de abortos ocurridos hasta la semana 20 (del Registro de Embarazo de Quebec). De estos, 352 (7,5%) correspondían a mujeres que tomaron algún tipo de fármaco antiinflamatorio no esteroide (ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco, rofecoxib y celecoxib), muy útil para numerosas patologías y síntomas como la fiebre, el dolor o la inflamación. En el grupo control, compuesto por mujeres que no tuvieron aborto, sólo el 2,6% usó este tipo de medicación.

Después de estudiar todos los datos, tal y como señala el artículo publicado en la revista 'Canadian Medical Association Journal' (CMAJ), se observó que "tomar estos antiinflamatorios unos 15 días antes de la concepción y durante las primeras 20 semanas de embarazo está asociado con un riesgo 2,4 veces mayor de sufrir un aborto involuntario", afirma uno de los autores del estudio, Anick Bérard, de la Universidad de Montreal.

En cuanto al tipo de fármaco, diclofenaco era el que mostraba mayor riesgo y rofecoxib el que menos. Respecto a las dosis, no parece haber diferencias. "Cualquier cantidad puede incrementar las probabilidades de aborto espontáneo", aseguran los autores de la investigación.

Cautela con los resultados

Según la Agencia Americana del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés), en el tercer trimestre el ibuprofeno es un medicamento de categoría D, es decir, "tiene riesgos evidentes para el feto". Puede causar alteraciones en el desarrollo y funcionamiento del sistema cardiovascular fetal, reduce el líquido amniótico y provoca problemas renales.

Varios estudios han examinado sus efectos los días de la concepción o al comienzo del embarazo, pero los resultados obtenidos han sido "inconsistentes", aseguran los expertos de Montreal. Por eso, su uso en esta etapa sigue siendo controvertido y el objetivo de este estudio era despejar dudas. Sin embargo, la investigación tiene bastantes limitaciones. Por ejemplo, no valora otros factores como posibles causantes de los abortos de las participantes. Los autores reconocen que aún deben realizarse más trabajos al respecto.

Mientras tanto, para evitar posibles daños, los médicos generalmente "recomendamos el paracetamol, que sí es seguro y eficaz", indica María Jesús Cancelo, ginecóloga del Hospital Universitario de Guadalajara. "Lo que ocurre es que muchas embazaradas se automedican con ibuprofeno y esto es precisamente lo que se debe evitar. Debe ser el médico quien prescriba el medicamento más adecuado".
Desde El Mundo

Alivia las molestias del embarazo

El primer trimestre y el tercero (en algunos casos también el segundo) son “moviditos” en cuanto a síntomas incómodos del embarazo: casi todas las futuras mamás experimentan alguna de las molestias típicas. Por otra parte, en estos meses también pueden aparecer trastornos comunes, como un resfriado, un dolor de cabeza... Y ya sabes que en muchos casos no puedes recurrir a los fármacos (solo debes tomarlos cuando te los recete el médico). Pero tú tranquila: existen alternativas seguras para encontrar el alivio que buscas.

ACIDEZ /ESTÓMAGO

Suele aparecer en el último trimestre, ya que el aparato digestivo se ve desplazado y muy presionado, lo que provoca el reflujo. Para remediarlo:

SÍ PUEDES...

Comer en pequeñas cantidades, seis o siete veces al día, hacer la digestión sentada y dormir semirecostada. Tras la cena, espera un par de horas antes de irte a la cama. Evita los alimentos muy grasos (frituras, embutidos) y los muy condimentados. Y si notas que la acidez está a punto de llegar, bebe un trago de leche fría, verás qué alivio sientes.

NO DEBES...

Tomar antiácidos sin que te los haya recetado el médico (no todos son seguros y son controlados), ni bicarbonato (puede causar efecto rebote).

PROBLEMAS /DORMIR

Prácticamente todas las gestantes los tienen. El volumen de la tripa, las patadas del bebé, el estrés y la necesidad constante de orinar lo provocan.

SÍ PUEDES...

Prescindir de las bebidas excitantes después de cena. Y por la noche, seguir un ritual tranquilizante: cena frugal (la lechuga y la leche tibia inducen al sueño), paseo en pareja y dormir siempre a la misma hora. Una vez en la cama, imagínate a tu bebé flotando en el útero, feliz. A continuación ve relajando cada parte de tu cuerpo, de abajo a arriba. El sueño vendrá solo.

NO DEBES...

Tomar somníferos ni tranquilizantes, ya que pueden dañar al bebé. No tomes infusiones naturales contra el insomnio, no son seguras.

DOLOR DE ESPALDA

Es propio de los últimos meses, cuando la curvatura de la columna se acentúa y el peso del útero es más que considerable. Para evitarlo:

SÍ PUEDES...

Cuida tus posturas. Evita en lo posible realizar tareas domésticas. Y si no te queda otra, acuérdate de agacharte doblando las rodillas, y no coger cosas pesadas. No estés mucho tiempo de pie ni te sientes en sillones bajos. Si ya hay dolor, pide a tu pareja que te haga un masaje, como si amasara, la zona de la nuca y los hombros; después por la columna con las manos abiertas y movimientos de arrastre.

NO DEBES...

Tomar relajantes musculares, ni aplicarte terapias de onda corta, microondas o magnetoterapia (no existen estudios que avalen su seguridad).

ESTREÑIMIENTO

La mitad de las embarazadas lo sufren. El aumento de la progesterona y la presión del útero son los «culpables».

SÍ PUEDES...

Aumentar el consumo de fibra. Toma más frutas y verduras, salvado, yogures y aceite de oliva (sin abusar) a diario.

Mantente activa y bebe más agua. Un remedio infalible: mezcla un yogur natural con ciruelas y albaricoques secos y tómalo en el desayuno. Las ciruelas pasas también son una buena fuente de fibra.

NO DEBES...

Tomar laxantes por tu cuenta. Aunque la mayoría, usados en casos puntuales, están aceptados, otros no aportan tanta seguridad.

NÁUSEAS /VÓMITOS

Hasta el 80% de las mujeres sufren algún episodio de náuseas en el embarazo y el 50% padecen, además, vómitos. Suelen aparecer en el inicio de la gestación y remitir al final del primer trimestre.

SÍ PUEDES...

Comer galletitas saladas ayuda a asentar el estómago. Además, toma comida sólida a primera hora y deja los líquidos para más adelante, ya que se toleran peor. A media tarde puedes beber (a sorbitos) una ginger ale: lleva jengibre, que combate las náuseas. A lo largo del día, haz seis o siete comidas ligeras, en vez de dos o tres.

NO DEBES...

Tomar medicamentos antieméticos por tu cuenta, se ha comprobado que algunos atraviesan la placenta y son nocivos para el feto.

RETENCIÓN /LÍQUIDOS

La hormona progesterona es la responsable de que retengas más líquidos. Si notas al final del día los pies hinchados es normal, pero si también se te hincha la cara y te duele la cabeza, debes ir al médico cuanto antes. Solo si es una retención normal:

SÍ PUEDES...

Beber al día 2 litros de líquidos, llevar una dieta que favorezca la diuresis, aumentando los alimentos ricos en proteínas y bajos en sodio (carne magra, pescado azul...) y tomando espárragos o piña. Reduce el consumo de sal y reposa con los pies en alto.

NO DEBES...

Tomar diuréticos. Hace años salió la noticia de que podían ayudar a prevenir la preeclampsia, pero fue rechazada y los especialistas desaconsejan su uso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...