Mostrando entradas con la etiqueta toxoplasmosis. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta toxoplasmosis. Mostrar todas las entradas

La Toxoplasmosis en el embarazo

La toxoplasmosis es un parásito, primo cercano del que produce el paludismo, que recorre todo el torrente sanguíneo y se instala en los distintos tejidos. Y a decir verdad es el parásito más exitoso en el mundo, casi que la mitad de la población mundial en algún momento lo ha tenido”. Esta es la explicación rápida y sencilla del parasitólogo quindiano Jorge Enrique GómezMarín, dedicado a trabajar en prevención y atención a madres gestantes.

Este parásito está presente en las aguas potables (el tratamiento con cloro no lo afecta) y es transmitido por el gato y otros felinos, además de encontrarse en la carne de res, pollo y cerdo cuando está cruda. No resulta mortal salvo en casos de población con problemas inmunológicos (es decir con bajas defensas). En mujeres el problema surge cuando el primer episodio sucede durante la gestación, pues aunque se produzcan defensas rápidamente, el parásito se traslada a través de la placenta al bebé generando daños graves en sus tejidos, principalmente el cerebro y los ojos.

Según explica el doctor Gómez Marín, en estos casos pueden pasar varias cosas. Si el contagio es durante el primer trimestre, el riesgo es de un aborto natural, que si no llega a pasar la placenta es probable incluso que el bebé nazca sin toxoplasmosis. Por el contrario, en el segundo trimestre es mucho más riesgoso. El bebé adquiere la enfermedad en un momento de su desarrollo que le produce daños irreversibles como la ceguera. Cuando el contagio de la madre sucede en el tercer trimestre de gestación, es posible que el bebé nazca con la enfermedad pero sin los síntomas y está en manos del neonatólogo y el infectólogo trabajar para evitar riesgos pues los síntomas pueden aparecer en el tiempo.

Consejo de mi bebé
La Asociación Colombiana de Infectologia recomienda en su guía que a las madres gestantes que nunca han sido contagiadas con toxoplasmosis se les practique una vez por mes la prueba de laboratorio. De esta manera se puede hacer una detección inmediata.

Mitos y verdades
El agua de la llave es factor de riesgo: Cierto. El agua potable de la llave, según estudios en el Quindío, puede ser responsable hasta del 50% de los casos. Se previene hirviendo el agua y cuidando que permanezca al menos 10 minutos más desde que comienza a burbujear.

Las embarazadas no pueden vivir con mascotas. Falso. Los gatos domésticos y los gatos adultos difícilmente transmiten el parásito pues adquieren inmunidad luego de la primera infección y no vuelven a transmitirlo. Las madres gestantes deben evitar el contacto directo con tierra, con las heces y con gatos pequeños. Los perros no transmiten la toxoplasmosis.

Hay que evitar la carne cruda durante el embarazo. Cierto. La carne cruda (res, cerdo y pollo) es un factor de transmisión que explica del 10 al 15% de los casos. Las madres gestantes deben usar guantes al manipular carne cruda y prepararla muy bien.

Desde elespectador
La nota fue extraida del enlace citado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...