EL TIPO DE LECHE ARTIFICIAL INFLUIRIA EN EL PESO DEL BEBÉ

(EuropaPress) La ganancia de peso de los bebés que se alimentan con leche artificial está influida por el tipo de leche que toman, según un estudio del Centro de los Sentidos Químicos Monell en Filadelfia (Estados Unidos) que se publica en la edición digital de la revista Pediatrics. Los descubrimientos tienen implicaciones asociadas con el riesgo infantil del desarrollo de obesidad, diabetes y otras enfermedades.

Según explica Julie Mennella, responsable del estudio, "los episodios iniciales de la vida tienen consecuencias a largo plazo sobre la salud y una de las influencias más significativas es la tasa de crecimiento temprano. Sabemos que los bebés alimentados con leche artificial ganan más peso que los que toman leche materna. Pero no sabíamos si esto era así en el caso de todos los tipos de leche artificial".

Aunque la mayoría de leches infantiles se basan en la leche de la vaca, existen otras opciones que incluyen la soja o las proteínas hidrolizadas. Las fórmulas con proteínas hidrolizadas contienen proteínas predigeridas y se suelen proporcionar a los bebés que no toleran las proteínas intactas de otras fórmulas.

En los adultos, se cree que las proteínas predigeridas actúan en el intestino para iniciar el final de una comida, conduciendo así a comidas más reducidas y un consumo de menos calorías.

Basándose en esto, los autores plantearon que los bebés que se alimentaban con fórmulas hidrolizadas comerían menos y tendrían un patrón de crecimiento alterado en relación con los bebés alimentados con leches basadas en las proteínas de la vaca.

En el estudio, los bebés de padres que alimentaban a sus hijos con leche artificial fueron asignados de forma aleatoria a las dos semanas de edad a una alimentación con una fórmula basada en la leche de la vaca o a una fórmula basada en proteínas hidrolizadas durante siete meses.

Los dos tipos de leche contenían la misma cantidad de calorías, pero la fórmula hidrolizada tenía más proteína, incluyendo mayores cantidades de péptidos pequeños y aminoácidos libres. Los bebés fueron pesados una vez al mes y se les grabó en vídeo tomando la fórmula asignada.

A lo largo de los siete meses del estudio, los bebés que tomaban la leche hidrolizada ganaron peso a una tasa más baja que los alimentados con la leche basada en la leche de vaca. El crecimiento lineal no fue distinto en los dos grupos, lo que demuestra que las diferencias en el crecimiento eran atribuibles al peso.

"Todas las fórmulas no son iguales, estas dos fórmulas tienen la misma cantidad de calorías pero difieren considerablemente en los términos de cómo influyen en el crecimiento infantil", señala Mennella.

Cuando los datos se compararon con las normas nacionales estadounidenses para los bebés alimentados con leches artificiales, la tasa de ganancia de peso de los bebés que tomaban proteínas hidrolizadas era comparable con los estándares de leche materna; en contraste los niños alimentados con fórmulas basadas en leche de vaca ganaron peso a una tasa superior que los alimentados con leche materna.

Los análisis de las grabaciones de laboratorio revelaron que los bebés alimentados con proteínas hidrolizadas consumían menos cantidad durante la comida.

"Una de las razones por las que los bebés que tomaban proteínas hidrolizadas tenían patrones de crecimiento similares a los alimentados con leche materna es que consumían menos cantidad durante una toma en comparación con los que tomaban la fórmula basada en leche de vaca", explica Mennella.

Los autores señalan que estos descubrimientos subrayan la necesidad de comprender las influencias a largo plazo de la composición de la leche artificial infantil sobre la conducta de alimentación, crecimiento y salud metabólica.

Fuente: EuropaPress

EL BENEFICIO DE LOS SUPLEMENTOS CON VITAMINA "A"

(Reuters) Administrar cápsulas de vitamina A a niños pequeños en países pobres reduce un 24% el riesgo de morir, reveló un artículo de la Cochrane Review.

Los autores señalan que ninguna revisión de Cochrane se había ocupado antes del uso profiláctico de suplementos con vitamina A (SVA) en niños de entre seis meses y cinco años de edad.

Tras revisar varias bases de datos electrónicas, el equipo de Zulfiqar A. Bhutta, del Hospital Universitario Aga Khan, en Pakistán, identificó 43 ensayos aleatorios controlados o grupos de esos ensayos con un total de 215,633 niños sanos de entre seis y 59 meses de edad.

Los niños recibieron vitamina A sintética, placebo (pastilla sin efecto terapéutico) o cuidados habituales. Los ensayos se realizaron en India, Asia, África, América Latina y Australia.

Todos los estudios, salvo uno, habían utilizado dosis estandarizadas de hasta 100,000 unidades internacionales (UI) para los bebés y de hasta 200,000 UI para los niños de uno a cinco años.

La mortalidad por todas las causas, determinadas en 17 estudios sobre casi 195,000 participantes, demostró que el uso de vitamina A estuvo asociado con una razón de riesgo (RR) de 0.76 durante las 12-96 semanas de seguimiento a los sujetos del estudio.

Cuatro ensayos revelaron efectos separados en bebés de seis a 12 meses y niños de uno a cinco años, sin diferencias significativas entre los grupos. Y cinco ensayos que habían realizado el análisis según el género no mostraron diferencias significativas.

Siete estudios sobre casi 91,000 participantes relevaron la mortalidad asociada con la diarrea. En 48-104 semanas, la RR fue de 0.72.

En tanto, la RR para la incidencia de diarrea fue de 0.85 y para la rubeola fue de 0.50 en un promedio de 52 semanas.

Los resultados mostraron también reducciones significativas de las manchas de Bitot (placas blancas de células epiteliales queratinizadas presentes en el tejido conjuntivo) y ceguera nocturna.

No se observó un beneficio significativo en cuanto a la mortalidad por meningitis, rubeola o infecciones respiratorias bajas.

El equipo de Bhutta asegura que sus resultados son similares a los de una revisión publicada en 1993, y que “nuevos estudios (con suplementos de vitamina A) contra placebo no serían éticos”.

Mientras que los autores recomiendan el uso de vitamina A en menores de cinco años en zonas de riesgo de desarrollar deficiencia de vitamina A, se podría proporcionar una solución permanente a través de la fortificación alimentaria, los programas de distribución de alimentos y los desarrollos de horticultura.

Además, la inmunización generalizada contra la rubeola sería más efectiva que el uso de suplementos de vitamina A.


Los citomegalovirus pueden afectar al bebé en el útero materno

HAMBURGO (dpa) - Viven dormidos durante largo tiempo en el organismo y en principio no causan problemas a la mayoría de las personas, "pero para los bebés aún no nacidos, las personas que recibieron un trasplante de órganos o quienes tienen un sistema inmune debilitado, constituyen un gran peligro", explicó el profesor Wolfram Brune.

Junto con su equipo, Brune, del Instituto Heinrich Pette, el Instituto de Virología Experimental de Leibniz, en la ciudad alemana de Hamburgo, estudia estos virus, conocidos como citomegalovirus.

"El sistema inmune mantiene en general controlados a estos virus, pero nunca son eliminados por completo", indicó el experto. "Queremos determinar cómo logran evitar al sistema inmune".

Los citamegalovirus pertenecen a los herpesvirus, que entre otros causan herpes labial o varicela. Todos estos herpesvirus tienen en común que tras una primera infección se anidan en el cuerpo humano.

Así, los citomegalovirus (CMV) se alojan por ejemplo en los pulmones, el bazo, el hígado, las glándulas salivales y la médula ósea. Cuando infectan a una personas, atacan a los macrófagos, un tipo de células del sistema inmune que interviene cuando un agente patógeno ingresa al cuerpo.

"Se podría decir que se comen a los macrófagos y con frecuencia mueren". Este "comando suicidia" resulta perturbado por los citomegalovirus. Estos usan las células del sistema inmune para diseminarse por el cuerpo. Además, los CMV disminuyen la formación de sangre.

Brune descubrió, por ejemplo, que los citomegalovirus evitan la muerte celular de los macrófagos gracias a varias proteínas. El especialista intentó influir en la información genética de estas proteínas y, por lo tanto, también la del virus.

Algunos centros de investigaciones y también la industria trabajan para producir una vacuna, pero hasta que ésta esté disponible en los mercados pasarán todavía algunos años.

Las personas sanas prácticamente no tienen en general síntomas tras la primera infección. Entre ellos figuran "un cierto decaimiento, eventualmente se inflaman las amígdalas o algunos nódulos linfáticos, rara vez se agrandan el hígado y el bazo", indicó el médico.

El CMV se transmite por gotas de saliva, sangre así como el semen o el flujo vaginal. También aparece en la orina.

En especial los niños pequeños son una fuente de contagio, según explica la Cruz Verde para Salud (DGK) de Alemania. Cuando una embarazada entra por primera vez en contacto con el CMV, no posee anticuerpos que la puedan proteger a ella y al bebé no nacido.

"En alrededor de un 30 por ciento de los casos, el bebé está infectado tras el nacimiento. Y un diez por ciento de esos niños infectados sufren parcialmente graves daños, como una disminución auditiva, un retraso mental y un bazo o hígado muy agrandado", dijo Brune.

Las mujeres embarazadas pueden someterse a un análisis de sangre que determine si tienen o no anticuerpos contra el CMV.

"Si hay una infección de CMV los pacientes pueden ser tratados, dependiendo del caso, con inmunoglobulina", añadió Brune. Pero la eficacia no fue demostrada todavía de manera clara.

Otro grupo poblacional en riesgo son las personas que recibieron un trasplante de órgano. "Entre un 20 y un 30 por ciento de todos los trasplantados están infectados con el CMV tras la cirugía", dijo por su parte el profesor Björn Nashan, director de la Clínica de Cirugías Hepatobiliares y Cirugías de Trasplante de la Clínica Universitaria Hamburg-Eppendorf.

Por este motivo, antes de un trasplante se analiza el nivel de CMV tanto del receptor como del donante del órgano. Si el órgano que será trasplantado está infectado con el virus, los pacientes reciben preventivamente medicamentos antivirales.

Además, existen posibilidades en la elección de los preparados que deben evitar que el organismo rechace el órgano, los medicamentos inmunosupresores.

La cantidad y el tipo de estas sustancias influye en el nivel de riesgo de si los pacientes adquirirán el CMV o no. "En casos raros se puede producir una forma grave, en la que una y otra vez el cuerpo rechaza el órgano", indicó Nashan.

Fuente El Pais

AERÓBICOS EN EL EMBARAZO

Llevar a cabo una rutina de gimnasia aeróbica durante el embarazo ayudará a que las féminas disminuyan los dolores de espalda, , el estreñimiento, las molestias digestivas como la acidez estomacal, la indigestión y la hinchazón e inflamación de ciertas zonas del cuerpo (edemas).

Practicar actividad física, también es saludable debido a que aumenta el nivel de energía, modifica la postura, otorga mayor resistencia a los músculos y aumenta la capacidad para sobrellevar la labor de parto. Por su parte, está comprobado que el realizar actividad física durante este período ayuda a evitar la diabetes gestacional. Asimismo, colabora en el aumento del bienestar psicológico, reduciendo la ansiedad, la depresión y el insomnio, creando a su vez hábitos de vida saludables.

En la página babysitio.com señala que los ejercicios más cómodos son aquellos que no requieren que el cuerpo sostenga peso adicional. Nadar y pedalear en bicicleta fija son ejercicios propicios para continuar a través del embarazo. Otros como caminar y hacer rutinas aeróbicas de bajo impacto, usualmente son bien tolerados. Los que sí se debe evitar son los deportes de contacto que se practican sobre superficies duras, los que aumentan la presión abdominal o exigen un excesivo trabajo de la musculatura perteneciente a la zona del vientre. Todas las actividades que involucren grandes cambios de presión o estrés físico profundo, como el buceo y el triatlón, deben evitarse en todo momento del embarazo.

Desde Prensa Libre

LA POLEMICA QUE CAUSA LOS BEBÉS REBORN

¿Alguna vez soñó con tener una muñeca que pareciera una bebita de verdad? Para algunas personas el sueño se convirtió en realidad gracias a los reborn dolls.
Cuidadosamente construidos en vinilo, los bebés renacidos o reborn dolls son muñecos hechos a mano con un desconcertante y controvertido parecido a verdaderos infantes, populares entre los coleccionistas pero también entre abuelos nostálgicos, personas que no pueden tener niños y padres afligidos por la mayor pérdida que un ser humano puede experimentar: la de un hijo.

La carita y el cuerpo están cuidadosamente maquillados con varias capas de pinturas especiales que brindan un aspecto tan real que hasta asusta. Tienen pestañas y cabello fabricados con la suavísima lana de angora.

Los muñecos tienen un peso similar al de los bebes recién nacidos y al alzarlos uno tiene la sensación de llevar en brazos a uno de carne y hueso. Inclusive algunos incluyen mecanismos que hacen que su pecho se mueva semejando los latidos del corazón de un bebé.

Algunos reborn babies son réplicas de un verdadero ser humano, cuya fabricación es inspirada en fotografías aportadas por los clientes. De ahí el nombre de renacer.

La polémica se desata porque muchos de estos clientes son mujeres que han perdido un hijo y que de alguna manera intentan plasmar en estos muñecos lo que perdieron, pero para otras personas es macabro intentar suplantar a un bebé perdido por una muñeca.

Hay quienes ven estos muñecos con desagrado porque los comparan con bebés muertos. Lo que no se puede negar de modo alguno es el arte desplegado a la hora de crearlos, porque es tal la similitud de lo falso con lo real, que a lo lejos uno puede llegar a confundirse.

En julio del 2008, un policía en Queensland, Australia, rompió la ventana de un coche para rescatar un muñeco, pensando que se trataba de un bebé inconsciente. El efectivo policial declaró que este parecía increíblemente real y que los transeúntes se asustaron pensando que verdaderamente se trataba de un bebé atrapado en un auto cerrado.

El proceso de compra de un reborn se intenta hacer de modo que parezca una adopción simulada, en lugar de la venta de un producto, producto que por cierto puede llegar a costar miles de dólares. Por tal razón, los muñecos suelen venir con certificados de nacimiento falsos o certificados de adopción.

La mayoría de los compradores suelen tratar a estos objetos inanimados que son una verdadera obra de arte, como si fueran personitas reales, llevándolos a pasear y abrazándolos cual si de seres humanos se tratara. Algunos se preguntan si este es un comportamiento saludable. Lo importante sería establecer si son muñecos terapéuticos que ayudan a sobrellevar una vida en soledad.

¿Hasta qué punto un muñeco de estas características puede ayudar a aliviar el dolor de perder un hijo o aplacar la nostalgia de abrazar a un bebé cuando los hijos ya son adultos y se desencadena el síndrome del nido vacío?

Por otro lado, cabe preguntarse si algún día –con el avance de la tecnología- se llegará a suplantar a nenes de carne y hueso por robots que simulen un bebe al cual se pueda abrazar y cuidar pero que no genere preocupaciones relacionadas con la salud, la alimentación, malas noches, etc. Bebés que pueden ser dejados solos en casa porque no requieren niñeras, que no despiertan en las madrugadas con sus llantos y que nunca crecen y permanecen tiernos por siempre. He ahí el debate...

Autor: Karla de Rojas Guedes

INFECCION DE OIDO EN BEBÉS PODRIA SER CAUSADA POR LA CONTAMINACION

Los estudios revelaron que los bebés que viven en zonas con índices altos de contaminación pueden desarrollar más infecciones del oído.

Encima de los problemas pulmonares que la contaminación genera en los niños pequeños y los bebés principalmente, un equipo de investigadores canadienses asentó que aquellos bebés que viven en zonas contaminadas tienen un porcentaje mayor de desarrollar infecciones de oído respecto a aquellos que viven en zonas menos contaminadas.

Para el estudio, publicado en la revista Epidemiology, se estudiaron a más de 45 mil niños que tenían o habían tenido infecciones en el oído durante los últimos dos años fueron analizados por el equipo de investigadores.

De igual manera, analizaron los niveles oficiales de calidad de aire, y los compararon con los niveles de exposición de los niños unos meses antes de la infección.

No obstante, fue necesario conocer los mecanismos que generan la infección a partir de la contaminación, para concluir que ésta es responsable de las infecciones de los bebés.

Uno de los mecanismos pudo ser que la contaminación dispara la inflamación de las vías aéreas.

Las sustancias más contaminantes, de acuerdo con los análisis, fueron el óxido nítrico, expulsado por los automóviles; la materia particulada, que son materias finas que son expulsadas tanto por los automóviles como por las industrias; y el humo de madera quemada.
(Con información de MedlinePlus)

Según Sumedico

ENURESIS INFANTIL Y TRATAMIENTOS

Aproximadamente entre el 15 y el 20 por ciento de los niños de 5 años de edad moja la cama por la noche. Este trastorno, conocido como enuresis, es un problema frecuente e infradiagnosticado y afecta al doble de niños que de niñas, quizá por "una maduración más tardía", según ha explicado a Europa Press la pediatra Isabel Úbeda Sansano.

Al respecto, ha señalado que aunque el problema "tiende a resolverse espontáneamente" y su prevalencia decrece con la edad en los niños que mojan la cama más de 3 veces por semana o en los mayores de 10 años "difícilmente se soluciona el problema sin tratamiento". Por ello, ha aconsejado acudir al pediatra para consultar cuál es la mejor medida terapéutica ya que este trastorno "suele tener repercusiones psicológicas, escolares y sociales negativas tanto para el paciente como para su familia".

Así, en los niños estos escapes involuntarios de orina causan "ansiedad, merma su autoestima y compromete su estabilidad emocional". Además, la enuresis interfiere en el desempeño social tanto de la familia como del niño, que llega incluso a no querer ir a campamentos o dormir fuera de casa.

De hecho, esta experta, que intervino en un taller sobre este tema en la última reunión anual de la Asociación Española de Pediatría que se celebró en Valencia a finales de noviembre, constata que cuando acuden a la consulta los niños están "muy avergonzados". "No quieren hablar del tema, ni siquiera que los padres lo consulten", ha señalado.

No obstante, aconseja a los padres que, en estas situaciones, "nunca riñan a los hijos ni les pongan ningún castigo" porque puede "tener efectos contraproducentes". Por contra, "deben quitarle importancia", que digan a los niños que "no se preocupen, que se va a solucionar", "decirles que es algo normal que les pasa a otros compañeros de clase aunque no lo digan".

TRATAMIENTOS

Entre los tratamientos, ha explicado que probablemente el más efectivo sea la alarma. Se trata de un dispositivo que se coloca junto a las braguitas o slips que pita, vibra o emite alguna luz al detectar la salida de las primeras gotas de orina mientras el niño duerme.

De este modo, "sea crea un reflejo condicionado y a la larga antes de emitir las primeras gotitas el niño se despierta y va al baño". Sin embargo, pese a que se trata del método con mayores tasas de curación es el "más lento", dura unos 3 meses. Además, se requiere de la colaboración de la familia.

Por otro lado existe también el tratamiento farmacológico con desmopresina, un medicamento que aumenta la reabsorción de líquido de los riñones de modo que disminuye la cantidad de orina que se le escapa el niño y evita que moje la cama. Este tratamiento suele ser "más rápido, en un mes o dos, lo que no quiere decir que se suspenda y ya estén curados".

De hecho, ha evidenciado que la mayoría de las veces se precisan varios meses hasta solucionar la enuresis y que no es raro que existan recaídas que exijan nuevos ciclos o cambios en el tratamiento. Por todo ello, ha comentado que son los pediatras quienes deben poner un tratamiento individualizado a cada niño, del que hacen un seguimiento cada 15 días

USAR ANTIEPILÉPTICOS DURANTE LA LACTANCIA NO AFECTARIA AL BEBÉ

Un nuevo estudio pequeño contradice la idea de que la lactancia materna mientras la mujer toma antiepilépticos puede alterar el desarrollo cognitivo del bebé.

La mayoría de los hijos de mujeres con epilepsia habrá estado expuesto a un antiepiléptico durante la gestación, ya que casi todas las embarazadas epilépticas necesitan esos fármacos para controlar las convulsiones.

Pero, ¿las madres deberían exponerlos aún más después del parto a través de la lactancia?
El nuevo estudio, publicado en la revista Neurology, ofrece alguna respuesta a las nuevas madres con epilepsia que quieren amamantar a sus bebés.

Pero los autores advierten que el estudio es un primer paso hacia la comprensión de las interacciones entre la lactancia, los antiepilépticos y el desarrollo cerebral de los niños.

Por ahora, los padres deben seguir evaluando los beneficios de la lactancia (menos riesgo de infecciones precoces, eccema, asma y síndrome de muerte súbita del lactante) contra los riesgos teóricos de exponer a sus bebés a los antiepilépticos a través de la leche materna. Y el estudio ofrece más información para tomar esa decisión.

El equipo siguió a 199 niños de Estados Unidos y el Reino Unido; sus madres tomaron uno de cuatro remedios antiepilépticos durante y después del embarazo. Los fármacos eran valproato (Depakine, Epilim), carbamazepina (Carbatrol, Tegretol), lamotrigina (Lamictal) y fenitoína (Dilantin).

El 42 por ciento de los niños había recibido lactancia materna (entre los 3 meses y los 2 años, pero en general durante seis meses).

A los 3 años, según test cognitivos estandarizados, los niños no tenían signos de que la exposición a los antiepilépticos a través de la lactancia hubiese dañado su coeficiente intelectual (CI).

El CI promedio en ese grupo de bebés fue de 99, comparado con 98 en el grupo alimentado con mamadera. Ninguno de los fármacos estuvo asociado con un posible efecto en el CI, aunque la cantidad de niños expuestos a cada fármaco fue reducida.

"Definitivamente, esto tranquiliza a los padres", dijo el doctor Steven V. Pacia, director del Centro de Epilepsia del Hospital Lenox Hill en Nueva York.

Aun así, Pacia, que no participó del estudio, aclaró que esta investigación es apenas "un buen primer paso" porque las mujeres estudiadas tomaban sólo cuatro de los tantos tipos de medicamentos disponibles para tratar la epilepsia.

Esos fármacos varían en cuanto a la cantidad que pasa a la leche materna y en cómo lo metaboliza el bebé. De modo que, para Pacia, es posible que cada medicina, cuando pasa al bebé a través de la leche materna, tenga distintos efectos en el desarrollo cognitivo del pequeño.

El doctor Kimford J. Meador, autor principal del estudio y profesor de neurología de la Escuela de Medicina de la Emory University de Atlanta, coincidió en que los resultados son un paso inicial para tranquilizar a los padres.

Además, consideró que sería útil que los próximos estudios analicen muestras de leche materna y de sangre de los bebés para determinar qué cantidad del fármaco materno pasa al amamantarlo.

Las guías de la Academia Estadounidense de Neurología y de la Sociedad Estadounidense de Epilepsia sugieren que durante el embarazo, las mujeres sólo usan un antiepiléptico cuando es necesario, y en la dosis más baja posible, para reducir las posibilidades de que el bebé desarrolle malformaciones congénitas.

En especial, se les aconseja a las mujeres evitar el valproato en el embarazo cuando sea posible. El fenobarbital (Luminal) y la fenitoína tampoco deberían usarse en el embarazo.

Pero en el nuevo estudio, la lactancia durante el consumo de valproato no estuvo asociada con ningún efecto en el CI de los bebés. Meador planteó que la lactancia materna expondría a los bebés a dosis muy bajas de los medicamentos, comparado con la cantidad que cruza la placenta en el embarazo.

Por Amy Norton

Según Publico.es

EMBARAZADAS CON DIABETES O SOBREPESO PODRIAN TENER BEBES CON PROBLEMAS RENALES

Los niños con enfermedad renal crónica (ERC) son más propensos a tener madres que estaban obesas o tenían diabetes durante el embarazo, según un estudio de la Universidad de Washington en Seattle que se ha hecho público durante la reunión y exposición anual de la Sociedad Americana de Nefrología que se celebra en Denver (Estados Unidos).

Este estudio incluyó a más de 4.000 pacientes con ERC infantil, diagnosticada a los 21 años o antes, en el estado de Washington. Estos pacientes fueron comparados con más de 20.000 niños sanos para evaluar las posibles relaciones entre una mujer embarazada que tiene diabetes, obesidad o sobrepeso, y el riesgo de que su bebé desarrolle ERC en algún momento de su infancia, niñez o adolescencia.

La tasa global de ERC en la niñez era de aproximadamente un 0,26 por ciento, alrededor de un caso por cada 400 nacimientos. Cuando los investigadores ajustaron la duración de gestación, el riesgo de ERC era un 69 por ciento superior en los niños cuyas madres tenían diabetes antes del embarazo. En el caso de los niños cuyas madres desarrollaron la diabetes durante el embarazo existía un 28 por ciento más de riesgo de ERC. Los niños de madres obesas demostraron un aumento del 22 por ciento en el riesgo de ERC.

El riesgo de bloqueo urinario, que puede conducir a ERC, era un 34 por ciento mayor en los niños de madres que tuvieron diabetes gestacional, un 23 por ciento en los niños de madres obesas y un 21 por ciento en aquellas con sobrepeso.

En los adultos, la ERC a menudo está relacionada con condiciones médicas como la diabetes y la hipertensión. Sin embargo, según señala Christine W. Hsu, responsable del estudio, "el desarrollo de ERC en la niñez podría estar programado antes del nacimiento". Existen pocos estudios que hayan examinado los posibles factores de riesgo del desarrollo de la ERC antes de la vida adulta.

Los investigadores explican que estudios previos han mostrado que la diabetes maternal está asociada con un mayor riesgo de anomalías congénitas, aunque un control estricto del trastorno lleva a que la tasa en el desarrollo de estas anomalías sea igual a la de las madres no diabéticas.

Los nuevos resultados plantean la posibilidad de que un control más estricto de la diabetes y del control del peso durante el embarazo puedan disminuir el riesgo de los niños de desarrollar ERC

Via: Europapress

SER MAMÁ DESPUES DE LOS 45 AÑOS SERIA RIESGOSO

Las mujeres que quedan embarazadas después de los 45 años corren alto riesgo de sufrir complicaciones, al igual que sus bebés, advirtió un equipo de investigadores de Israel.

Por ejemplo, son tres veces más propensas que las mujeres más jóvenes a desarrollar diabetes e hipertensión durante el embarazo, publicó el equipo en American Journal of Obstetrics & Gynecology.

En las mujeres mayores es más alta la tasa de parto prematuro y de placenta previa (que obstruye el canal de parto).

"A mayor edad, menos individuos (sanos). Y menos mujeres sanas tienen riesgo más altos en el embarazo", dijo a Reuters Health el doctor Maximilian Franz, de la Universidad Médica de Viena, que no particip del estudio.

Cada vez más mujeres retrasan la maternidad y los expertos se preguntan con qué consecuencias para la madre o el bebé. La mayoría de los estudios disponibles se concentraron en las mayores de 35, pero no de 40 años.

El equipo de Yariv Yogev, de la Universidad de Tel Aviv, analizó los resultados del embarazo en mujeres de distintas edades atendidas en un hospital local entre el 2000 y el 2008.

De las 80.000 mujeres que tuvieron un bebé en ese período, 177 (el 0,2 por ciento) tenían 45 años o más. La mayoría había concebido con óvulo de donante y el 80 por ciento tuvo el parto por cesárea, lo que equivale al doble de la tasa general.

Al comparar a las madres mayores con las menores de 44 años, el equipo halló que el 17 por ciento y el 6 por ciento, respectivamente, había desarrollado diabetes gestacional.

El 9 por ciento de las madres mayores había tenido hipertensión en el embarazo, lo que suele afectar al 3 por ciento de las embarazadas.

El 6 por ciento había tenido placenta previa, una cifra 6 veces mayor que la tasa general.

La edad avanzada también acortó los embarazos. Más de una de cada cinco madres mayores tuvo a su bebé antes de la semana 37 de gestación (un embarazo normal dura 40 semanas), a diferencia de una de cada 10 de todas las mujeres.

Además, las madres mayores fueron más propensas a tener fiebre y hemorragias graves posparto. Ellas y sus bebés necesitaron una hospitalizacin más prolongada y fue más común la internación de los bebés en terapia intensiva pediátrica.

El 4 por ciento de los recién nacidos de mamás mayores de 45 años desarrolló problemas metabólicos, como bajo nivel de azúcar en sangre, comparado con menos del 2 por ciento de los bebés de las mujeres de todas las edades.

El riesgo de sufrir complicaciones y de tener un parto prematuro aumentó aún más en las 27 mujeres que tuvieron un hijo a los 50 años o más.

Por Alison McCook

Fuente: Publico

ASMA Y ALERGIAS TENDRIAN ORIGEN EN EL UTERO

La vida intrauterina influye mucho en la salud de los futuros bebés. Parece que las posibilidades de desarrollar alergias y asma se relacionan con el crecimiento en momentos clave de la gestación, concluyó una nueva investigación.

"Las alergias y el asma infantil se transformaron en una epidemia en los países desarrollados en los últimos 50 años. Esta investigación muestra que para combatir esta realidad debemos comprender más a fondo cómo se desarrollan los chicos en el útero", dijo Keith Godfrey, de la Universidad de Southampton (Reino Unido).

EL ASMA Y LAS ALERGIAS

El asma afecta las vías respiratorias, que se vuelven muy sensibles a ciertas sustancias del medio ambiente. Cuando una persona entra en contacto con estos compuestos, las vías aéreas se inflaman reduciendo el espacio por el que circula el aire. Por ese motivo, la respiración se vuelve dificultosa y sibilante. Otros síntomas comunes incluyen la fatiga, la rigidez torácica y la tos.

Las alergias, por su parte, ocurren cuando el sistema inmune responde de manera exagerada a sustancias como el moho, el polvo y el polen, entre muchos otros. Al entrar en contacto con estos desencadenantes surgen síntomas como moco, picazón, espasmos musculares y problemas cutáneos, entre muchos otros.

CRECIMIENTO UTERINO

Para analizar la influencia de la vida intrauterina en el desarrollo de estas patologías, los autores trabajaron con 1.500 chicos de tres años. A su vez, consiguieron los datos de cómo se alimentaron sus madres antes y durante el embarazo y como crecieron los niños durante la gestación.

Godfrey encontró que el 27% de los chicos que había crecido muy rápido al comienzo de embarazo pero que decayó después presentaba alergias comunes. Por el contrario, solo el 4% de los niños que se desarrollaron lento al principio y más rápido después presentaron este problema.

"Ya sabíamos que el crecimiento intrauterino influye en la susceptibilidad a la obesidad y a las enfermedades cardíacas más tarde en la vida, pero ésta investigación ofrece evidencia de que los cambios en el sistema inmune y el desarrollo de los pulmones antes del nacimiento predispone a algunas de las enfermedades más comunes de la infancia", concluyó el especialista.

Según : Prensa Libre

COMO CRECEN LOS NIÑOS

EN CADA ETAPA TU BEBÉ TE SORPRENDERÁ CON LAS COSAS QUE PUEDE HACER

Abre sus ojitos y sonríe. Después no hay quien le consuele el llanto. Empieza a balbucear y cuando menos piensas te dice adiós para ir al jardín de niños. Tu bebé creció en un abrir y cerrar de ojos. Cada paso, sonrisa, cada momento se quedará en tu corazón como uno de los recuerdos más valiosos de tu vida. Pero lejos de todo este velo de ternura que envuelve la llegada de un bebé a la familia, es importante que como mamá estés atenta a su desarrollo para detectar cualquier problema que al final pueda afectar su interacción con otros niños o bien su nivel de aprendizaje.

Para el pediatra José Manuel Velasco, las mamás pueden realizar un sencillo autodiagnóstico de su hijo que les permita asegurarse que su bebe tiene un desarrollo adecuado.

El especialista dice que el desarrollo psicomotriz le permitirá a la mamá realizar una evaluación sobre su inteligencia, psicología y conducta. Comenta que este desarrollo se da de la cabeza a los pies “lo que se conoce como céfalo caudal”. Es así que primero el pequeño fijará la mirada, después sostendrá el cuello y finalmente se podrá sostener de pie.

Dormilones y llorones

Al nacer el bebé dormirá prácticamente todo el día y sólo despertará para cubrir sus necesidades. En esta etapa el pequeño está tratando de entender su nueva realidad lejos del vientre de su madre. Sólo la alimentación y la cercanía de su mamá lo harán sentir a salvo.

A las seis semanas, que es cuando se da la recuperación física de la mayoría de las mamás, los bebés ya sonríen cuando se les habla y seguirán con la vista los objetos.

Para el doctor esta etapa es fundamental ya que existen tres factores que afectan el desarrollo del pequeño: uno es la herencia, el segundo es el ambiente y el tercero son las infecciones que pueda contraer. “Vemos que hay niños que hablan antes que otros, que son más llorones, otros dormilones, pero todo esto es normal, sin embargo, se debe estar al pendiente de cualquier fiebre que pueda ser el síntoma de una infección, como la meningitis, que sí afecta el desarrollo psicomotor”.

Además mencionó que la contaminación de metales pesados también puede dañar la inteligencia del recién nacido, por ejemplo “la presencia de plomo en la sangre afecta directamente el coeficiente intelectual de los pequeños a cualquier edad”.

Pequeños cantadores

A partir de los tres meses, el pequeño ya sonreirá espontáneamente, tendrá completamente su cabeza sostenida y tomará todos los objetos que le pongan enfrente “lo más importante de esta etapa es que empezará a vocalizar, emitirá sonidos como aaaa, bububu, eeee”.

De los cuatro a los seis meses el pequeño será capaz de sentarse con apoyo, girar sobre su eje, pasarse objetos entre sus manos, balbucear con sus juguetes, y su canto se vuelve más intenso. En esta linda época también empieza a tener más hambre, la leche que le proporciona su mamá ya no es suficiente y empieza a probar los alimentos.

Los más simpáticos

A todas las edades los niños son muy simpáticos, pero en ésta en particular, los niños se vuelven los más queridos y aclamados por sus padres y familiares. A los nueve meses el bebé se sienta sólo, gatea, logra pararse sostenido de la cuna y dice mamá, papá, teté. Dicen adiós con su manita, señalan objetos y empiezan a sociabilizar más con otros pequeños. En el caso de los niños de mamás trabajadoras, la guardería estimula en mayor grado la interacción con otros pequeños. Sin embargo, los estímulos que más efecto tienen son las caricias de su mamá, sus pláticas y sus atenciones porque todo eso les da seguridad a los pequeños en cualquier ambiente.

Al cumplir el año, los pequeños ya ayudan a vestirse, dicen más palabras y caminan con ayuda.

Al año seis meses los pequeños ya caminan solos, suben escaleras con ayuda y comienzan a pelear porque ya no quieren que se les de comer en la boca. Dicen al menos diez palabras diferentes y se vuelven más simpáticos aún.

Activos y preguntones

“No hay más, a los dos años los niños corren y no hay quien los detenga. Si no lo hacen lo más seguro es que tengan algún problema”. Generalmente a ésta edad ya suben las escaleras solos, se visten sin ayuda y avisan sobre sus necesidades

A los tres años, utilizan los plurales, juegan en el triciclo. “Y el dolor de cabeza para algunas mamás es que preguntan todo, pero no hay que desesperarse porque esto es un buen signo”.

A sus cuatro años tu bebé ya lanza una pelota, le gusta saltar en un solo pie, si le das una hoja sabe copiar una cruz y distingue aunque sea un color.

Finalmente al cumplir sus cinco años, además de que ya te dice adiós para ir al Jardín de Niños, tu pequeño ya atrapa un balón con sus manos, distingue los colores, come, se viste y desviste sin tu ayuda.

Sin embargo, el pediatra Manuel Velasco recomienda acudir de inmediato con un especialista si tu bebé no está acorde al autodiagnóstico.

Para terminar el especialista sugiere a las mamás jugar con sus hijos, cantarles, acariciarlos y ponerlos a escuchar música clásica, especialmente a Mozart y Clásico Barroco.

Por: Socorro Muñoz Via El siglo de Torreon

EL ÉXITO DEL MÉTODO "MADRE CANGURO"

La Técnica Madre Canguro es una alternativa muy eficiente para promover el desarrollo de los niños prematuros y de bajo peso al nacer. No obstante, ya no se habla sólo de mujeres, sino también de padres y familias canguro.

El tiempo ideal para que un ser humano se desarrolle en el útero de su madre es de 40 semanas y el peso del neonato debe pasar de los 2.500 gramos al nacer.

Sin embargo, algunas complicaciones durante la gestación, tales como: infecciones urinarias y vaginales; enfermedades de transmisión sexual como el VIH y la sífilis; y otros padecimientos como la preeclampsia o la Rubeola, son causantes de que los bebés nazcan antes de tiempo.

Gloria Franco estuvo tres años sin que le llegara su periodo menstrual. No obstante otros síntomas fueron los que la llevaron a consultar a su médico, quien le diagnosticó gastritis y le recetó algunos medicamentos. Sus síntomas no pararon, su ciclo menstrual tampoco se cumplía y luego de seis meses fue hospitalizada, pues descubrieron que su continuo malestar no se debía a una afección gástrica, sino a un embarazo.

Su hija, María José, nació con sólo seis meses de gestación, pesaba 840 gramos y sus pulmones no se habían desarrollado completamente. Luego de dos meses en el hospital, tanto el padre como la madre de la recién nacida, la abuela y la tía, se turnaban para llevar consigo a la bebé en la Técnica Madre Canguro.

Esta práctica consiste en que la persona que cuida al recién nacido, se ata a su cuerpo un soporte elástico de tela donde se alojará el bebé, en posición vertical y de esta forma tendrá contacto con la piel y el calor del adulto, simulando así el ambiente uterino y reemplazando en esta función a las incubadoras.

Según lo indicó la pediatra del Programa Madre Canguro Integral, que hace parte de la Fundación Canguro de Bogotá, Olga Elena Aguirre, los padres hacen parte de estos cuidados cada vez más, pues lo ideal es que no sólo sea la madre quien participe en la evolución del recién nacido, sino que se conforme la familia canguro.

El Seguimiento

Pero además del contacto piel a piel, que el recién nacido debe sostener con un adulto, igualmente es vital el seguimiento y control por parte de especialistas, sobre la evolución del bebé. Factores como el neuro-desarrollo, la maduración visual y del sistema nervioso central, el adecuado funcionamiento del sistema respiratorio y la ganancia de peso, deben ser observados periódicamente por pediatras y neonatólogos.

Desde hace tres años funciona en la Clínica del Prado de Medellín, el Programa Madre Canguro Integral, que trabaja con el Régimen Subsidiado de Salud. También otras entidades como Sura, SaludCoop y Coomeva, brindan orientación y ofrecen el servicio de vigilancia para familias canguro, ya que, según algunos especialistas en el tema, el 80% de estos bebés se recuperan mejor que en un hospital, señaló la pediatra Olga Elena Aguirre.

“El principal beneficio es una ganancia de peso mayor a la que obtendría el bebé si estuviera en una incubadora. Así mismo, se elimina el riesgo de infecciones intra hospitalarias y también se ha observado un mejor desarrollo neuro-sensorial”, afirma la doctora Aguirre y por esta razón otras entidades de salud comienzan a estudiar la posibilidad de implementar este servicio, pues además de eficiente, no es muy costoso.

Aunque los pulmones de la pequeña María José aún no se han desarrollado completamente, el proceso de evolución a mejorado bastante, y su peso actual es de 2.800 gramos, lo cual es un gran logro según los médicos que han seguido su caso.

Según El mundo

LA AGRESIVIDAD INFANTIL PODRIA SER CAUSADA POR UN PARTO DIFICIL

Un estudio científico Chino afirma que los bebes que sufren un parto difícil y nacen con fórceps tienen más posibilidades de desarrollar problemas como la agresividad durante la infancia que los que nacen mediante cesárea, según un estudio realizado en China.

Los investigadores creen que los problemas de comportamiento pueden estar vinculados a altos niveles de cortisona, una hormona que el cuerpo produce durante un parto difícil y estresante.

“La asociación entre el modo de alumbramiento y posterior psicopatología infantil está relacionada posiblemente con la respuesta de la cortisona”, escribieron expertos en un artículo publicado el miércoles en BJOG: An International Journal of Obstetrics and Gynaecology.

Anteriores estudios han concluido que los niveles de cortisona en la sangre del cordón umbilical son menores en los niños nacidos mediante una cesárea programada, seguidos por los del parto vaginal espontáneo.

Los niveles más altos de cortisona se hallaron en los nacidos mediante parto vaginal asistido utilizando fórceps o extracción con ventosa.

“Los niveles de cortisona se han vinculado a psicopatología infantil, aunque se siguen necesitando más estudios para estudiar esto con más detalle”, indicaron los científicos, liderados por el profesor Jianmeng Liu, vicedirector del Instituto de Salud Reproductiva e Infantil del Centro de Ciencia de la Salud de la Universidad de Pekín.

El estudio implicó a 4.190 niños que nacieron en las provincias meridionales chinas de Zhejiang y Jiangsu, y fueron examinados a la edad de 4 y 6 años por problemas como ser retraídos, estar ansiosos o deprimidos, tener dificultades de atención y comportamiento delincuente y agresivo.

Este tipo de problemas eran menores en niños nacidos mediante cesárea y mayores en los nacidos mediante partos instrumentales con fórceps y ventosa, dijeron los investigadores.

Las cesáreas están incrementándose en China, sobre todo en las zonas del sur más ricas, donde las tasas han crecido al 56 por ciento en 2006 desde el 22 por ciento en 1994.

El parto por cesárea a pedido de la madre es un factor importante para esta tendencia. Supuso el 3,6 por ciento de todas las cesáreas en 1994 y el 36 por ciento en el 2006 en el sureste de China.

Según El Comercio

LA DEPRESION POSTPARTO Y SU INFLUENCIA EN EL BEBÉ

Detectar casos tempranos de depresión posparto en la madre es fundamental para evitar que el bebé se vea afectado en su desarrollo cognitivo, emocional y social.

Hace 18 años, Laura tuvo a su primer hijo. Después de ese nacimiento, no quiso saber más nada con volver a quedar embarazada. "Nunca más paso por eso, no soy capaz. Esa sensación de ser madre, de necesidad biológica que tuve, nunca más apareció", relata. Laura tuvo depresión posparto, una enfermedad que padece entre 10% y 20% de las mujeres, y que, incluso, puede afectar a los padres.

De todas formas, el más perjudicado por la depresión de la madre es el bebé, ya que el vínculo temprano con la madre es fundamental para su desarrollo social, emocional e intelectual.

Esta semana, la Academia Estadounidense de Pediatría publicó una recomendación que señala que los pediatras deberían revisar continuamente a las madres de recién nacidos para detectar posibles síntomas de depresión.

De acuerdo al artículo, publicado en la revista Pediatrics, diversas investigaciones demuestran retrasos en las capacidades de los bebés de madres que sufren depresión.

"La depresión posparto conlleva altos costos para la atención médica, atención médica inapropiada, abuso infantil y negligencia, interrupción del amamantamiento, disfunción familiar y afecta de manera adversa el temprano desarrollo del cerebro (del bebé)", señala el artículo.

"El bebé fue querido. Yo estaba casada. El asunto es que después era terrible la sensación de sufrimiento, era mortal, parecía que hubiera matado a alguien. Hay explicaciones de todo tipo y color, pero el asunto es que el sufrimiento no te lo sacás, o sea, no había manera", recuerda Laura.

SÍNTOMAS. Entre el tercer y quinto día después del parto, la madre puede sufrir lo que se llama tristeza de la maternidad. Afecta a entre 50% y 80% de las madres y sus síntomas son tristeza, irritabilidad y ansiedad. No es considerada una enfermedad y desaparece, so-la, a la semana.

Luego, los profesionales reconocen un segundo nivel, la depresión, que afecta a entre 10% y 20% de las madres, principalmente primerizas.

Sus síntomas: irritabilidad, ansiedad, aparición de sentimiento de culpa con respecto al niño y de incapacidad para cuidarlo. No aparece hasta los diez días luego del parto y se puede tratar con terapia o antidepresivos.

Fue el caso de Laura: "Vivía llorando y no me podía mover. La psicóloga vivía cerca y venía a casa porque yo no tenía ganas de levantarme. Por supuesto que al bebé lo atendía, pero yo tenía miedo de que se me fuera a morir porque no lo podía cuidar, por ser ineficaz. No me arrepentía, pero pensaba `¿qué hice?`. Fue como un crimen. Yo lo pensaba así, que había hecho algo que no estaba bien".

Otros casos pueden derivar en rechazo u odio de la madre hacia el bebé, lo que puede generar abuso físico e infanticidio por rechazo u odio. Necesitan psicoterapia, medicación y, a veces, internación.

Impactos. El informe de la Academia Estadounidense de Pediatría señala que "las consecuencias de la depresión de la madre incluye efectos negativos en el desarrollo cognitivo, en el desarrollo social y emocional, y en el comportamiento del niño. La adquisición de lenguaje depende del número de palabras usadas por la familia, del juego, el entretenimiento y las caricias, que ocurren con menos frecuencia en la familia de una madre depresiva".

Una de las formas que los profesionales de la salud poseen para detectar posibles casos de depresión es mediante el Test de Edimburgo. Consiste en veinte preguntas que las propias usuarias pueden responder en cinco minutos. Su puntaje máximo es 20. Por encima de los 12 significa que la persona tiene riesgo elevado de estar sufriendo depresión, aunque no es diagnóstico. Por ejemplo, una de las preguntas es: "He sentido miedo o he estado asustadiza sin tener motivo: bastante, a veces, no mucho, nunca".

Mariela Servetto, gerenta de los Centros Materno Infantil del Banco de Previsión Social (BPS), explica que en dichos centros el test se aplica a todas las madres durante el puerperio.

Puede ser una enfermera, un pediatra, un psicólogo o incluso el "funcionario de mesa de entrada" de cada centro el que entregue el formulario: "Cuando el psicólogo ve que hay alguien que está por encima del punto de corte, lo cita para una entrevista en la que valora la existencia o no de depresión puerperal. Si se confirma, se trabaja sobre el vínculo porque lo que se pretende es mejorar el sentimiento de la madre respecto a su bebé", explica.

Gustavo Giachetto, director del Programa Nacional de Atención a la Niñez, del Ministerio de Salud Pública (MSP), informó a El País que si bien no existen guías específicas sobre cómo actuar ante un posible caso de riesgo de depresión, el modelo de atención a este tipo de pacientes "forma parte del accionar médico tradicional".

Y agregó: "Nosotros evaluamos la salud mental como un componente más de la atención integral. Cuando evalúan a un niño en la consulta, los pediatras hacen lo que se llama la historia clínica que incluye evaluaciones dirigidas específicamente a niños pero también al núcleo familiar".

La psiquiatra Fabiana Azambuya, por su parte, especialista en el tema, explica: "¿Por qué los pediatras americanos dicen eso? Porque las consecuencias de la depresión posparto no solamente se ven en lo inmediato, en la generación del vínculo o mal apego, sino también a largo plazo se han determinado trastornos en el aprendizaje, de conducta, mayor riesgo de separación en las familias. A los cinco años del niño, empezás a mirar para atrás y te das cuenta que ese niño no estuvo motivado, no tuvo un buen vínculo con la madre porque la madre se deprimió, entonces es empezar a tratar no sólo el sufrimiento de la mujer, también a la familia, y al hijo".

Respecto a las consecuencias sobre la futura capacidad del niño para sociabilizar, Azambuya dice: "El primer vínculo es el que te determina y si estuvo mal constituido porque la madre no pudo estar presente en su total capacidad, entonces ese vínculo, que llaman apego, no se pudo formar bien".

ASPECTOS CLAVES

La depresión posparto :

Afecta a entre 10% y 20% de las madres, principalmente primerizas. Sus síntomas son irritabilidad, ansiedad, aparición del sentimiento de culpa respecto al niño y de incapacidad para cuidarlo. No aparece hasta los diez días luego del parto. Se puede tratar con terapia o antidepresivos.

Consecuencias en el bebé :

Afecta al desarrollo cognitivo, emocional y social del futuro niño. También se ve afectado el desarrollo temprano del cerebro, como la migración neuronal o la formación de sinapsis, que dependen de factores genéticos pero también del entorno.

Fuente: El pais

Como evitar el dolor de cabeza en los niños

El dolor de cabeza es uno de los 'males' más frecuentes en la vida diaria de grandes y pequeños, aunque no afecta a todos por igual: desde los bebés lactantes, en cuyo caso las cefaleas son muy difíciles de identificar, hasta los 'peques' de entre 7 y 15 años, que manifiestan este tipo de dolencias de manera recurrente, las consecuencias y efectos pueden variar en cada caso, dependiendo de la frecuencia en intensidad del dolor.

El índice de pequeños que sufren de cefaleas es, pues, elevado: hasta el 96 por ciento de los niños han padecido algún episodio antes de cumplir los 14. Al menos estos son los datos que arroja el último congreso nacional llevado a cabo por la Sociedad Española de Pediatría, y que alerta sobre todo del impacto que estos episodios tienen en la calidad de vida de los niños: desde reducir su participación en las actividades sociales, hasta afectar al rendimiento escolar (la tasa de absentismo es de casi 8 días al año frente a los menos de 4 cuando no hay dolores de cabeza frecuentes), o incrementar los trastornos psicosomáticos durante la infancia, hacen necesaria la intervención del pediatra, ya sea para elaborar un seguimiento del dolor, o para recetar el uso puntual de analgésicos en los casos que sea necesario.

Este tipo de consultas suele ir acompañado, además, de una preocupación 'extra', casi siempre relacionada con el paralelismo que los papás establecen entre la cefalea y sus posibles causas: cuando los dolores de cabeza son fuertes o muy frecuentes, los padres tienden a relacionarlas con otras enfermedades más graves, como la epilepsia o los accidentes vasculares. Sin embargo, y para tranquilidad de los mayores, en la gran mayoría de casos la cefalea no es un síntoma de 'algo peor', sino una afección en sí misma, casi siempre diagnosticada como 'cefalea tensional', y que, como su propio nombre indica, se origina como consecuencia de la tensión y el estrés al que están sometidos los niños.

Por eso, y como medida preventiva, los médicos recomiendan seguir de cerca las actividades diarias y hábito de vida de los pequeños: comer sano, realizar ejercicio y no someterles a jornadas 'maratonianas' de actividades tras un duro día de 'cole' pueden ser claves para deshacerse del dolor de cabeza infantil, como por arte de magia.

Según: Hola

Mala alimentación del padre afecta la salud de sus hijos

Cuidar nuestra alimentación no nos libra de desarrollar una diabetes tipo 2 si nuestro padre se excedió con las grasas. Una investigación australiana ha demostrado que la mala dieta del padre puede afectar a la salud de su descendencia. Al menos, eso es lo que ocurre con ratas alimentadas con una comida hipercalórica y rica en grasas.

Más allá de la curiosidad científica, el experimento es la primera demostración directa de que un factor no genético, como es la alimentación, se puede transmitir a los hijos. Y también es una explicación más a la creciente epidemia de obesidad que sufre el mundo desarrollado. Los científicos de la Universidad de Nueva Gales, en Sidney, sólo han demostrado esta transmisión de padres a hijas, aunque la autora principal, Margaret Morris, cree que el riesgo sería el mismo con hijos varones. La investigación se detalla en la revista «Nature».

Hasta ahora se sabía que los padres obesos o diabéticos tenían más posibilidades de concebir niños con una mayor predisposición a engordar o con problemas para mantener a raya su glucosa. Bien por un mayor riesgo genético o por una inadecuada dieta de la madre durante la gestación. Lo que ahora se plantea es que los pecadillos de alimentación del padre antes de la concepción pueden afectar a generaciones posteriores. En términos científicos esta posibilidad se denomina herencia fenotípica.

Daños en el esperma

Para probarlo el equipo de la Universidad de Nueva Gales alimentó a ratas macho con comida rica en grasas. Rápidamente engordaron y empezaron a desarrollar una intolerancia a la glucosa. Después las aparearon con ratas sanas, sin sobrepeso y alimentadas con una dieta equilibrada. Los mismos problemas del padre se reprodujeron en las crías hembras. La descendencia femenina rápidamente empezó a tener problemas de intolerancia a la glucosa que empeoraron con el tiempo, aunque no engordaron.

La explicación que ofrecen los investigadores es que los estilos de vida del padre pueden afectar al desarrollo de sus espermatozoides y a la composición del líquido seminal. La comida rica en grasa eleva la temperatura testicular y, además, daña las células germinales masculinas.
 

Expulsan de guarderia a un niño de 3 años por sobrepeso

La corta vida de Xiao Hao es un tormento. Este niño chino pesa cinco veces lo que un niño de su edad (tres años) y su sobrepeso le está provocando problemas para encontrar una guardería. El problema es que el personal de varias guarderías le ha denegado su inscripción porque pensaba que su tamaño representa un riesgo para los compañeros de clase.

SU MADRE PIDE AYUDA A LOS MÉDICOS

Tras buscar en muchos centros, parece ser que hay una escuela en Guangzhou, al sur de China, que sí estaría dispuesta a acoger al niño, y su madre Xiao Lin ha pedido a los médicos que le ayuden a perder peso. "Él cree que no hay nada malo en ser grande y le gusta jugar. Lo llevo a natación para que haga ejercicio, pero también en la piscina tenemos problemas por su sobrepeso porque no encontramos flotadores de su tamaño", señaló.

Parece ser que el peso del niño se ha disparado como el resultado de un trastorno de la hormona del crecimiento. Otros dicen que es una víctima del síndrome de China 'Little Emperador', donde a las familias se les permite sólo un hijo y en muchos casos está demasiado mimado y se les permite todo.

ELIGIO MORIR PARA QUE SU HIJO NAZCA

Estados Unidos. Donna Blanks, de 32 años, tenía un sueño, y era traer al mundo a una criatura aunque tuviera que morir para hacerlo.

Blanks padecía de graves problemas renales y llevaba trece años intentado tener un hijo.

Cuando por fin logró quedar embarazada, los médicos le alertaron que su enfermedad era incompatible con el embarazo y tenía que elegir entre su propia vida o la de su hijo.

La futura madre optó por continuar con la gestación y cumplir su sueño de ser madre a pesar de que sabía que pagaría con su vida.

Luego de trece meses después de dar a luz, la mujer falleció y el bebé crece, sin su mamá, pero con el amor y el cariño de su padre.

Según: generaccion

VACUNA ANTIGRIPAL DURANTE EL EMBARAZO BENEFICIARIA AL BEBÉ

CHICAGO (Reuters) - Los bebés recién nacidos cuyas madres recibieron la vacuna contra la gripe durante el embarazo son menos propensos a contraer influenza o a ingresar a un hospital con una enfermedad respiratoria en los primeros seis meses de vida, informaron investigadores de Estados Unidos.

Durante la mayoría de las temporadas de gripe, los bebés menores de 6 meses suelen tener menos casos de influenza que los que tienen entre 6 y 12 meses, mayormente porque están protegidos por los anticuerpos recibidos naturalmente a través de sus mamás.

No obstante, en las temporadas severas de gripe, como la de la influenza pandémica del 2009, estos niños más pequeños, que son demasiado chicos para recibir la vacuna, son más propensos a ser hospitalizados y a morir a causa del virus comparados con los bebés mayores.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) han recomendado por años la vacunación contra la gripe estacional a las embarazadas, pero el estudio se suma a otra investigación que muestra que los recién nacidos también se benefician con esta inmunización.

La investigadora Angelia Eick, anteriormente de la Johns Hopkins University y actualmente del Centro de Control de la Salud de las Fuerzas Armadas en Maryland, quería ver si aplicar la vacuna contra la gripe a mujeres embarazadas podía aumentar la protección para los bebés menores de 6 meses.

Eick y colegas estudiaron a niños de reservas aborígenes estadounidenses que son más propensos a las infecciones respiratorias agudas que la población general.

El equipo estudió a 1.160 pares de mamás y bebés durante tres temporadas de influenza. Las madres y los niños brindaron muestras de sangre antes y después de cada temporada y se les controlaron los síntomas de gripe.

En la temporada de influenza que siguió al nacimiento de los niños, los bebés cuyas madres habían sido vacunadas eran un 41 por ciento menos propensos a tener una infección por gripe confirmada por laboratorio y un 39 por ciento menos proclives a ser hospitalizados por una enfermedad afín.

Los autores también hallaron que los bebés de las mamás que se habían inmunizado presentaban mayores niveles de anticuerpos al nacer y a los 2 a 3 meses de edad, comparado con los niños cuyas mamás no habían recibido la vacuna contra la influenza.

"A pesar de que la vacunación contra la gripe se recomienda a las embarazadas para reducir su riesgo de complicaciones por influenza, estos resultados brindan respaldo al beneficio adicional de protección a los bebés contra la infección por el virus de la gripe hasta los 6 meses", escribió el equipo de Eick en Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine.

Los resultados son particularmente importantes ante lo sucedido en el 2009 con la cepa pandémica H1N1, que afectó especialmente a las embarazadas y bebés pequeños, añadieron los autores. Las vacunas actuales contra la influenza protegen del virus H1N1, así como también de otras dos cepas de la gripe.

Según Reuters Health

NOBEL DE MEDICINA 2010 PARA EL CREADOR DEL BEBE DE PROBETA

La técnica del británico Robert Edwards permitió el nacimiento de unos 4 millones de niños.

ESTOCOLMO (Reuters, EFE, DyN y Télam) -- El fisiólogo británico Robert Edwards, cuyo trabajo llevó al primer bebé de probeta, ganó el premio Nobel de Medicina 2010.

El Instituto Karolinska de Suecia galardonó a Edwards, de 85 años, por llevar felicidad a personas con problemas de fertilidad en todo el mundo.

Conocido como el padre de la fecundación in-vitro (FIV) Edwards recibió el premio de 1.500.000 dólares por lo que el instituto calificó como un "hito en el desarrollo de la medicina moderna".

Unos 4 millones de niños nacieron desde el primer bebé de probeta en 1978 gracias a las técnicas desarrolladas por Edwards junto con un colega ya fallecido, Patrick Steptoe.

"Bob Edwards cambió el modo de pensar la concepción de bebés", dijo el doctor Alan Thornhill, director científico del Centro de Fertilidad, Ginecología y Genética London Bridge.

Edwards y Steptoe, un ginecólogo, trabajaron pese a la oposición de iglesias, gobiernos y muchos medios de comunicación, así como a un intenso escepticismo de sus colegas científicos. También tuvieron problemas para financiar su trabajo y tuvieron que depender de fondos donados de forma privada.

Finalmente, en 1968, desarrollaron métodos para fecundar óvulos humanos fuera del cuerpo.

Trabajando en la Universidad de Cambridge, empezaron implantando embriones en madres infértiles en 1972. Sin embargo, varios embarazos no siguieron adelante y acabaron en abortos espontáneos debido a lo que después descubrieron eran fallos en el tratamiento hormonal.

En 1977, probaron un nuevo procedimiento que no implicaba tratamientos hormonales y dependía en su lugar en el momento exacto. El 25 de julio del siguiente año nació Louise Brown, el primer bebé de probeta.

"Estimamos mucho a Bob y estamos encantados de felicitarlo personalmente a él y a su familia", dijo Brown en un comunicado emitido junto a su madre. La mujer, que ahora tiene 32 años y estuvo siempre en contacto con Edwards, está casada y tuvo un hijo al que concibió de forma natural.

Su nacimiento fue una sensación mediática, ya que planteó interrogantes sobre ética médica, inquietudes religiosas y despertó la curiosidad humana básica. Muchos se preguntaron si un bebé concebido mediante FIV crecería con normalidad.

La importancia de un hijo

Edwards y Steptoe fundaron la primera clínica de FIV en Cambridge en 1980. Poco después, nacieron miles de niños mediante esta técnica en Gran Bretaña, Estados Unidos y otros puntos del mundo.

Tom Mathews, el director médico de la clínica, fue presentado a Edwards en 1983 y quedó impresionado por su pasión por la FIV.

"Como persona siempre encontraba el tiempo de hablar con los pacientes acerca de lo que estaba ocurriendo en el laboratorio y se regocijaba con cada niño que nacía con la fertilización", dijo.

Los procesos de FIV son ahora muy habituales. Hasta el 1 y el 2% de los bebés del mundo occidental son concebidos mediante métodos de FIV, dijo el miembro del comité Christer Hoog, profesor de biología celular.

Sin embargo, el acceso al tratamiento varía en todo el mundo. Muchos sistemas de salud europeos lo financian, pero la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva dice que la FIV en el país norteamericano puede costar hasta 12.400 dólares.

Steptoe falleció en 1988. Edwards, que está enfermo, no estaba disponible para hablar con los medios. Pero su esposa Ruth dijo en un comunicado que la familia estaba emocionada y encantada con el premio.

"Su dedicación y determinación, pese a la oposición de muchos sectores, condujeron a la exitosa aplicación de su método pionero", señaló.

1.200 nacimientos en la Argentina

Unos 1.200 niños nacen en la Argentina por año mediante la técnica de fertilización in vitro, que se implementó por primera vez en el país en 1985, y especialistas advirtieron que la infertilidad "debe ser considerada como una enfermedad", para que los tratamientos reciban cobertura de seguridad social.

En el país se practican unos 6 mil procedimientos de fertilización in vitro por año y el 20% de ellos producen nacimientos, dijo el experto de Halitus Instituto Médico, Sergio Pasqualini.

"El paso del tiempo va sirviendo para que no se le ocurra a nadie prohibir y que la técnica se imponga por sí misma", consideró el especialista.

Pasqualini advirtió que el premio Nobel "también sirve para demostrar que la infertilidad es una enfermedad, ante lo que algunos sostienen como argumento para no dar cobertura.

"Si se reconoce la infertilidad como una enfermedad, puede ser que se cubran los tratamientos. Es injusto que nos se cubran desde la seguridad social", manifestó el experto.

Críticas

El presidente de la Pontificia Academia para la Vida, el español Ignacio Carrasco de Paula, criticó la concesión del premio Nobel de Medicina al británico Robert Edwards, al expresar su "perplejidad" .

"¿Perplejidad? Mucha. Sin Edwards no existiría el mercado de los ovocitos. Sin Edwards no habría congeladores llenos de embriones a la espera de ser transferidos a un útero, o más probablemente para ser utilizados para la investigación, o bien para morir abandonados y olvidados por todos", manifestó Carrasco de Paula.

Carrasco, que precisó que en sus declaraciones habla a título personal, agregó que él habría votado a otros candidatos como "Mc Cullock y Till, descubridores de las células estaminales, o bien a (Shinya) Yamanaka, el primero en crear células madre inducidas (IPS).

"De todos modos la elección de Edwards no me parece completamente fuera de lugar. Por un lado, entra en la lógica perseguida por el Comité que asigna el Nobel, por el otro el científico británico no es un personaje que pueda ser infravalorado", agregó Carrasco.

Asimismo, comentó que Edwards "inauguró un nuevo e importante capítulo en el campo de la reproducción humana, cuyos resultados están a la vista de todos".

¿Quién es Robert?

Robert Edwards dedicó su carrera a ayudar a millones de personas a hacer realidad su sueño de tener hijos, "lo más importante en la vida" según sus propias palabras.

"Tenemos álbumes enteros de titulares, cosas como nacimiento probeta: un acto inmoral prohibido por el Papa", recordó Kay Elder, una de sus colaboradoras a partir de los años 80.

"Interferir con la vida humana se consideraba poco ético e indeseable. Mucho de eso venía de la propia Universidad", agregó.

Sin embargo, su deseo de hacer avanzar el conocimiento científico y su determinación para ayudar a las parejas infértiles, lo animó a seguir adelante.

"Lo más importante en la vida es tener un hijo. Nada es más especial que un hijo", dijo durante su carrera Edwards, quien no pudo reaccionar al Nobel debido a su delicado estado de salud.

Nacido el 27 de septiembre de 1925 en la localidad de Batley, cerca de Leeds (norte de Inglaterra), sirvió en el ejército británico de 1944 a 1948, antes de iniciar sus estudios de biología en la Universidad de Bangor, en Gales, y luego en Edimburgo (Escocia), donde se doctoró en 1955 con una tesis sobre el desarrollo embrionario de los ratones.

Tras un primer empleo en el Instituto Nacional de Investigación Científica en Londres, comenzó a trabajar en 1963 en la Universidad de Cambridge, donde cinco años más tarde vio por primera vez de vida creada fuera del útero.

"Nunca olvidaré el día que miré dentro del microscopio y vi algo extraño en los cultivos", dijo Edwards en 2008. "Lo que vi fue un blastocisto humano mirándome fijamente. Pensé: lo conseguimos", agregó entonces.

Una década después, el 25 de junio de 1978, nacía Louise Brown, fruto de la primera fecundación in vitro --fecundación de los ovocitos por los espermatozoides fuera del cuerpo de la madre--, en un parto rodeado del más absoluto secreto para escapar al acoso de los medios de comunicación.

Aunque vivió retirado en los últimos años, el profesor Edwards nunca dejó de mostrarse impresionado por las nuevas técnicas, ni de alentar a los científicos a seguir investigando pese a los problemas éticos que plantean los nuevos progresos de la genética.

"La ciencia tiene que avanzar. No habría habido ninguna fecundación in vitro si no hubiéramos estudiado el embrión", afirmó al recoger un premio en París en 2007.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...